¿Aún tienes tinaco de asbesto? Conoce porqué te urge cambiarlo

Hace algunas décadas la vida diaria era diferente, las herramientas, así como los productos que quizá tus padres o abuelos utilizaban no son para nada cercanos a lo que se tiene ahora. La tecnología ha avanzado y lo ha hecho para bien, con miles de ejemplos de productos que han venido a mejorar nuestro estilo de vida.

Los avances de las investigaciones científicas enfocadas a la salud han arrojado resultados que hace años no se tenían, razón por la cual se utilizaban ciertos elementos que ahora sabemos que son altamente nocivos para la salud, por ejemplo, el asbesto.

Pero antes de entrar en las desventajas de este tipo de material hay que saber qué es exactamente y por qué ya no es común instalar un tinaco de asbesto en casa.

Asbesto, un material peligroso para la salud

El asbesto es un material perteneciente a los silicatos, está elaborado por varios minerales que forman fibras, es altamente rígido y resistente a altas temperaturas, por lo cuál se utilizaba como un aislante térmico.

Gracias a sus ventajas sobre otros materiales comenzó a utilizarse en demasía, especialmente en la industria de la construcción como recubrimiento. De hecho, aunque no es recomendable, aún hoy se continúa utilizando en presentación de láminas de tejado.

Tinaco de asbesto

Durante el apogeo más alto del asbesto se utilizó también para elaborar tinacos de agua y estos tuvieron una gran popularidad gracias a que eran económicos y resistentes, así, durante años, miles de familias utilizaron este tipo de tinacos sin conocer el riesgo.

Diferentes estudios han arrojado como resultado que la inhalación de las fibras de asbesto puede producir, principalmente, enfermedades respiratorias como la asbestosis, un tipo de enfermedad que produce fibrosis pulmonar, en algunos lamentables casos, también puede producir cáncer.

Por esta razón, desde el año 2000 comenzó a prohibirse en muchas partes del mundo la producción de varios productos elaborados con asbesto, incluidos los tinacos. En la Unión Europea está totalmente prohibido el uso de asbesto desde el año 2005.

Lamentablemente en muchos países, especialmente aquellos en vías de desarrollo, aún se continúa utilizando este tipo de tinacos, a pesar de sus riesgos demostrados.

Un ejemplo trágico y famoso de la peligrosidad del asbesto

Como ya se ha dicho, el asbesto fue ampliamente utilizado, especialmente en la industria de la construcción durante gran parte del siglo XX y dos de las construcciones más emblemáticas de la ciudad de Nueva York tenían en sus muros gran cantidad de este material, las dos torres gemelas del World Trade Center.

Es información altamente documentada el hecho de que estos dos enormes edificios colapsaron después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, durante varias horas, incluso días después de la caída de las torres, el polvo y los escombros continuaban en las calles, además, por supuesto, de las lamentables pérdidas humanas.

Muchos de aquellos que atendieron la emergencia desde el primer minuto, como policías, bomberos, rescatistas, paramédicos, etc, sufrieron con el paso de los años problemas de salud, especialmente respiratorios, algunos de ellos, lamentablemente, sufrieron enfermedades graves como el cáncer.

La exposición de altas cantidades de asbesto que se encontraba en las torres gemelas provocó esto. Hay que recordar que estas se comenzaron a construir en el año de 1966 y se completaron las obras hasta el año de 1970, durante una época en la que el asbesto era un recurso esencial en la industria.

El riesgo viene cuando, ya sea en la construcción donde se vive, en la fábrica en la que se trabaja o en el tinaco donde se almacena el agua con la que se limpia el entorno y te bañas hay grandes cantidades de asbesto que entran en contacto con el cuerpo.

Alternativas confiables y seguras para la salud

Actualmente existen materiales mucho más resistentes al antiguo tinaco de asbesto y, sobre todo, seguros para la salud humana.

Los tinacos de marcas líderes en el mercado utilizan un plástico ABS de grado alimenticio de gran resistencia, tanto a golpes como a climas fríos o muy calurosos, además, ya que están fabricados en una sola pieza no existe la posibilidad de que se desprendan fibras o partículas de cualquier tipo.

Esta clase de tinacos también cuentan con tapas con sellado hermético para evitar que entre basura o incluso animales. Su peso es ligero y si lo instalas correctamente haciendo uso de los filtros necesarios, el agua que se almacenará será de gran calidad, sin contaminantes.

Revisa: ¿Cómo instalar un tinaco?

La capacidad de esta clase de tinacos puede ir desde los 500 hasta 1500, 2000 o incluso más litros, gracias a su construcción se puede ir más allá en su fabricación, de hecho, algunas empresas dedicadas a la crianza de ganado o a la agricultura en general deciden utilizar esta clase de contenedores porque garantiza que el agua se encontrará en su estado puro y será segura para los seres vivos.

Hace varios años la gente decidía utilizar tinacos de asbesto por su costo reducido, sin embargo, actualmente los tinacos de mejor calidad no son excesivamente costosos, además, si se consideran los beneficios de salud que se obtienen comprando un tinaco así, la decisión es evidente.

Así pues, no desperdicies la información aquí vertida y cambia tu viejo y peligroso tinaco de asbesto por uno mucho más seguro y sobre todo, de calidad.

Comentarios