Mantén tu hogar abastecido con agua de calidad con las cisternas Rotoplas

El agua llega a las casas a través de la red municipal. Cuando llega a nuestros hogares suele almacenarse para poder asegurar el abastecimiento de la misma. Desde siempre se han utilizado tanques, ya sea enterrados o elevados. Cada uno tiene sus ventajas pero si lo que se busca es un almacenamiento de gran capacidad que no solo garantice un flujo constante de agua sino que esta sea de calidad, las Cisternas Rotoplas son la mejor opción a tener en cuenta.

¿Qué significa tener agua de buena calidad?

Con las Cisternas Rotolpas siempre podrás mantener tu hogar abastecido con la mejor calidad de agua. Pero ¿qué significa el tener agua de buena calidad? El agua es una sustancia que está compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Entre sus principales características está el que no debe presentar color, olor ni sabor. Un agua de buena calidad es aquella que no esté alterada en estas características básicas así como que no contenga sustancias sólidas o microorganismos que puedan poner en riesgo la salud de las personas. Es decir, que no se encuentre contaminada.

En ese sentido, las Cisternas Rotoplas sirven para almacenar gran cantidad de agua en su interior para su aprovechamiento y distribución al interior de tu hogar. En cuanto llega a través de la red municipal esta se decanta en las Cisternas Rotoplas. Para evitar que se derrame, las Cisternas Rotoplas cuentan con una válvula de llenado que se cierra gracias a un flotador que se eleva y obtura la tubería de ingreso cuando el agua ha llegado a su máximo nivel.

Cisterna Rotoplas

Las instalación de las cisternas puede ser a nivel de piso o enterrarse bajo tierra. Esto se hace para garantizar que siempre tenga agua, incluso en comunidades en donde la presión no es suficiente para alcanzar niveles superiores. Si se coloca sobre el nivel de piso solo deberá verificarse que esté colocada sobre un piso firme a nivel para evitar daños en la estructura de la misma y así extender al máximo su vida útil.

En caso de colocar las Cisternas Rotoplas bajo tierra se deberán tener en cuenta las siguientes consideraciones. Lo primero es determinar el tamaño de la cisterna que se quiera colocar. Esto no solo  tiene que ver con las medidas de la misma para saber el tamaño de la excavación a realizar sino que dependiendo el tipo de suelo habrá variaciones en la misma por el potencial de expansión de la tierra.

Realizada la excavación se debe realizar una plantilla de fondo con malla electrosoldada y concreto nivelada, así como se deberán de repellar las paredes de la misma para evitar que la expansión de la tierra colapse a la cisterna. Una vez se termine la obra se deberá limpiar perfectamente para evitar que se dañe el fondo de las Cisternas Rotoplas. La cisterna se coloca en el interior y se deberá hacer una losa tapa con vigueta y bovedilla, panel W o covintec. Deberá de dejarse una tapa de registro para poder acceder a las Cisternas Rotoplas para su mantenimiento.

Una vez colocadas las Cisternas Rotoplas se deberá hacer la instalación hidráulica que consta de una válvula de esfera para cortar el suministro de agua, un filtro para retener los sólidos que pueda tener el agua y así garantizar agua de calidad, una válvula de llenado, un flotador, una pichancha, una bomba y un electronivel. El electronivel ayuda a determinar el nivel del agua, tanto en la cisterna como en los tanques elevados para evitar que el agua se derrame o se queme la bomba.

Encuentra más información en: Cisterna de agua: ¿Cómo resguardar el agua?

¿Para qué sirve la cisterna?

El catálogo de Cisternas Rotoplas contempla una amplia gama de soluciones con diferentes capacidades. La cisterna de 1 200 litros tiene un diámetro de 1.40 m con una altura de 0.93 m. Sus dimensiones rinden para abastecer a 5 personas. Le sigue la cisterna de 2 800 litros con un diámetro de 1.86 m y una altura de 1.18 m. para 10 personas. Las Cisternas Rotoplas de 5 000 y 10 000 litros cuentan ambas con un diámetro de 2.38 m y una altura de 1.33 m y 2.43 m respectivamente. La primera cubre el consumo de 15 personas, mientras que la segunda garantiza el suministro para 35 personas. Estas pueden complementarse con tanques de almacenamiento y tanques elevados Rotoplas.

Las Cisternas Rotoplas están fabricadas en polietileno lineal de alta densidad o PEAD. Son de color azul por fuera y blanco por dentro, en donde están recubiertas por una capa antibacterial de tecnología exclusiva Expel que impide la reproducción de bacterias, logrando mantener el agua más limpia. Están garantizadas de por vida sin fisuras ni filtraciones y gracias a su tapa de cierre perfecto no habrá contaminantes en su interior.

Entre las ventajas de las Cisternas Rotoplas se encuentra su fácil instalación para la cual no se necesitan herramientas especializadas. Son ligeras, lo que facilita su manejo a la hora de transportarlas e instalarlas. Si se deciden colocar a nivel en el exterior, cuentan con una exclusiva capa ultravioleta UV que impide los pasos de los rayos del sol y al instalarse con el filtro Hydro-Net de Rotoplas se asegura la mejor calidad de agua pues retiene sedimentos que puedan ser transportados por la red municipal.

Comentarios

Escribe un comentario