¿Te cambias de casa? Conoce cómo hacer la instalación de cisterna

Todo cambio siempre es un reto a superar, en cualquier momento de la vida, sin embargo, existen algunas situaciones en las cuales estos cambios son mucho más importantes y detallados, por ejemplo, comenzar a configurar un nuevo hogar.

Necesitas prestar especial atención a cualquier lugar donde decidas residir, especialmente por la cuestión de los servicios básicos disponibles en la zona, por ejemplo, luz eléctrica, redes sanitarias dignas y, sobre todo, que el suministro de agua sea el correcto y suficiente.

reducir el uso de plástico

Lamentablemente actualmente los recortes al agua son algo frecuente, en algunos casos puede darse la situación de que no tengas agua potable durante varios días, por ello es importante tener un suministro de reserva y, claro está, un sistema que mantenga esa agua en buen estado.

El uso de cisternas se ha popularizado por esta razón, es una forma recomendable de reservar grandes cantidades de agua sin demasiado esfuerzo. Después, esa misma agua se puede trasladar desde la cisterna hacia un tinaco, que generalmente se encuentran en las partes más altas de las construcciones, con ayuda de una bomba de agua.

Por ello, si el lugar donde vas a mudarte no cuenta con una cisterna, es una buena idea que consideres el instalar una y, de hecho, ahora es mucho más sencillo. Se necesita de materiales específicos y también de expertos que realicen el proceso.

Tipos de cisterna

Existen dos alternativas de cisternas, la primera, más tradicional pero complicada, es construir una cisterna de concreto y la segunda es mucho más sencilla, utilizar una cisterna prefabricada que solo hay que enterrar en el suelo.

El primer ejemplo es muy utilizado, sin embargo, esto no quiere decir que sea el mejor material pues es pesado y poco flexible, por lo que su manipulación es complicada.

La segunda opción para la instalación de una cisterna es optar por una prefabricada, estas están elaboradas con plástico ABS de una sola pieza de grado alimenticio, este es un plástico sumamente resistente, por ello puede instalarse bajo tierra.

Para empezar, se debe realizar una excavación, dependiendo del tamaño de litros que se desee tener será la cantidad de tierra que deberá ser extraída, después viene el proceso de aplanado y se tiene que comenzar a formar una bóveda con elementos como varillas de acero y concreto.

Todo esto es un proceso de varios días, básicamente se trata de construir un cuarto subterráneo con una conexión al sistema hidráulico, así se almacena el agua, sin embargo, tiene algunos inconvenientes.

Debes de fijarte que todo quede en su lugar para que no se hunda la tierra. Es importante poner atención en los accesorios, pues la falta de filtros de agua, así como de un sellado hermético puede provocar problemas de salud ya que elementos como tierra, basura e incluso microorganismos y animales pueden entrar a la cisterna y contaminar el agua.

Instalación de una cisterna prefabricada

La instalación de tinaco y cisterna Rotoplas, marca líder en el mercado de contenedores de polietileno de alta durabilidad, es muy sencilla siempre y cuando se realice siguiendo las instrucciones que vienen adjuntas con el tinaco/cisterna al momento de la compra.

Sin embargo, si no deseas hacer la instalación por propia mano, puedes contratar el servicio de Plomerísimo.com, en donde expertos te ayudarán a realizar las instalación de tinaco o cisterna sin problema.

Plomeros a domicilio: Conoce Plomerísimo de Rotoplas

Si decides hacerlo tú,  en ese folleto se especifica todo lo referente a la instalación, desde cuanto se debe excavar, cómo identificar el tipo de suelo que se tiene en el sitio donde se desea colocar la cisterna y el proceso, paso a paso, así como los elementos necesarios y recomendados.

En resumen, en el fondo de la excavación se necesita construir una plantilla de concreto y malla electrosoldada con un diámetro que irá de acuerdo al tamaño de la cisterna, si instalas la cisterna solamente enterrándola en el suelo y colocando tierra sobre ella, lo único que ocurrirá es que el peso de la tierra colapsará el contenedor.

En algunos casos se necesitará realizar un repellado de las paredes de, por lo menos, 3 centímetros, en proporción de 1 bote de cemento por tres de arena con malla de gallinero anclada con tramos de varilla espaciados cada 50 centímetros.

Es importante dejar que seque perfectamente para proceder con la limpieza del área y eliminar cualquier piedra que hubiera quedado en la bóveda donde, ahora sí, deberá colocarse la cisterna, la presencia de alguna piedra o elementos similares puede comprometer la seguridad estructural de la cisterna prefabricada.

Para la colocación de la cisterna es necesario ayudarse de un polín sobre una estructura de madera y una polea para tener mejor control sobre la velocidad de bajada y el peso del contenedor, la cisterna debe estar bien centrada dentro de la bóveda.



Para cubrir la cisterna se debe colocar una plantilla de panel “W” convitec, o, en su defecto, una vigueta de bovedilla sobre la excavación, instalado sobre polines firmes, nunca sobre la cisterna, si así lo deseas también se puede construir una losa de concreto armado.

Esta clase de cisternas son muy recomendables ya que no presentan fisuras al estar construidas en una sola pieza, además, su instalación es más sencilla.

Para complementar y mantener una buena calidad del agua este tipo de cisternas cuentan con elementos como un filtro jumbo.

Contar con una cisterna de calidad, además de ser garantía de que contarás con agua de calidad y siempre segura, agrega plusvalía a la casa donde decidas mudarte, además de una necesidad, es prácticamente una inversión inteligente.

Comentarios