De la botella al vaso: Situación actual del consumo de agua en México

botella de agua

En México existen cortes de agua en algunas regiones, que se dan sobre todo por el mantenimiento de los sistemas de agua, especialmente en la Ciudad de México. Estos recortes vacían las tuberías exponiéndolas a un cambio de presión que puede dañarlas y las convierte en un potencial foco de bacterias. Esto ocasiona una pérdida de agua masiva, pues el 40% del agua suministrada se desperdicia en fugas. Las tuberías que conducen el agua son viejas, tienen fugas y asbesto, por lo que en algunas regiones de México consumir agua directo de la llave puede presentar un riesgo a la salud.

Este tipo de situaciones orilla a las personas a buscar otras alternativas para consumir agua potable. Una de esas opciones es el agua embotellada. Sin embargo, este método hace que el recurso cueste 5.000% más, solo por el coste del envase.

Por otro lado, las botellas de plástico se convierten en desperdicio, según Greenpeace, los fabricantes de este tipo de bebidas producen más de 500 mil millones de botellas de plástico de un solo uso cada año. Las cuales terminan contaminando las playas, los mares, los bosques y más pues según la industria del plástico, menos del 58% de ellas son recicladas.

Una opción más accesible para las personas es rellenar garrafones en puntos comerciales con filtros, pero estos pueden no contar con el correcto mantenimiento y el agua puede llegar a estar contaminada, además de que cuando se termina la vida útil de los garrafones, también terminan siendo basura.

En Rotoplas creemos en ayudar a las personas a tener más y mejor agua, por lo que ofrecemos soluciones para que el agua que te tomes esté limpia y no comprometa tu salud. Por lo tanto, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

  • Reemplaza la tubería de tu casa por nuestros productos Tuboplus, hechos de Polipropileno, ayudándote a evitar fugas, filtraciones y corrosión.
  • Instala un filtro sedimentador en tus tanques de almacenamiento de agua para limpiar el agua que llega a tu casa.
  • Haz un estudio de la calidad de agua de tu zona e instala un purificador de agua en tu casa que te ayude a mejorarla. Así podrás beber agua directo de la llave sin gastar en botellas de plástico.
  • Da mantenimiento a tus tanques de agua y cambia correctamente los cartuchos de tu filtro y purificador. De preferencia cada seis meses, aunque los filtros y purificadores pueden necesitarlo antes.

Si sigues estos pasos, estarás ahorrando dinero, promoverás el uso responsable de plásticos y el ahorro de agua.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.