¿Por qué es tan importante el lavado de alimentos?

¿Por qué es tan importante el lavado de alimentos?

Cuando se compran verduras y frutas frescas en lo que más se debe de prestar atención es en el lavado de alimentos. Desde pequeños, hemos visto como los adultos siempre han lavado estos alimentos y seguramente esa costumbre se hizo un hábito en todos nosotros, pero, ¿por qué lo tenemos que hacer?

El lavado de alimentos que no vienen protegidos por un empaque o un envase se necesita hacer para prevenir enfermedades transmitidas por algunas bacterias como Salmonella, Listeria y E. coli.

Limpieza en alimentos

Cuando las verduras se cultivan en el suelo, como las zanahorias, corren un mayor riesgo de entrar en contacto con contaminantes que comúnmente pueden vivir en el suelo y con bacterias que llegan a ellas a través del riego. Tristemente, el agua con la que se riegan los cultivos muchas veces está contaminada.

Las frutas y verduras también pueden contaminarse en sus diversas fases de producción antes de llegar a un supermercado local. Desde la preparación hasta el tiempo de almacenamiento, existen oportunidades para que los contaminantes, especialmente las bacterias, entren en contacto con estos productos. Sumado a esto, cuando las verduras y frutas llegan a los mercados o a cualquier punto de venta, son manipuladas por varias personas y máquinas que se encargan de acomodarlas o transportarlas. Por último, es una práctica muy común que los consumidores toquen estos productos antes de comprarlos para asegurarse de que sus características son buenas y en muchas ocasiones los regresan. Por lo que por más terrible que parezca, la fruta que tú te llevas a tu boca ha sido tocada por muchas manos antes.

En las décadas anteriores, era muy común el riesgo de contraer enfermedades o padecimientos relacionados con los pesticidas, por lo que el lavado de alimentos era la principal medida de prevención. Después de varias regulaciones y normas implementadas por la FAO, los tipos de pesticidas utilizados se controlan estrictamente, así como la cantidad de residuos de pesticidas que quedan en las cáscaras de las frutas y verduras. Sin embargo, muchas veces, sobre todo cuando los productos son más naturales y no pasan por procesos industriales de limpieza, sí pueden traer restos de tierra, polvo y hasta bichos que viven en las hojas de los productos

¿Cómo realizar el lavado de alimentos de manera efectiva?

Es importante que no desperdicies el agua con la que lavas las frutas y verduras ya que sigue estando en buenas condiciones y se puede volver a aprovechar para tareas de limpieza e incluso para el regado de plantas, siempre y cuando no contenga jabón.

Se debe de tener cuidado con el agua con la que se lavan los alimentos ya que esta debe de estar limpia también, por lo que se recomienda instalar un filtro purificador en la tarja de la cocina para garantizar que el agua que se utiliza esté libre de bacterias y sedimentos. En el catálogo de Rotoplas podrás encontrar un filtro purificador que puede ser instalado sobre o debajo de la tarja para que tengas agua purificada con solo abrir la llave.

El lavado de alimentos se debe de realizar con las piezas enteras y con cáscara, es decir, antes de cortarlas. Los vegetales de cáscaras duras, como papas o pimientos, se puede lavar con agua corriente y un cepillo o una esponja rígida para eliminar los restos de tierra. Las verduras de piel más suave, como los tomates, se recomienda lavar con agua corriente fría mientras se frota la piel con las manos para eliminar las bacterias.

Lavado de manos

¿Se deben de lavar las frutas y verduras con jabón?

No es recomendable utilizar jabón ya que estos a menudo tienen químicos que pueden ser dañinos para la salud si son consumidos. Se puede utilizar una pequeña cantidad de jabón para manos, cuando existe una gran cantidad de suciedad en las cáscaras, sin embargo, es importante verificar que se remueva cualquier rastro con suficiente agua.

En algunos casos, también se recomienda dejar remojando las frutas y verduras por unos minutos y utilizar un desinfectante. Estos eliminan las bacterias y virus. Sin embargo, es importante después de utilizarlo, lavarse las manos y volver a enjuagar los alimentos con agua corriente.

El secado de los alimentos también se debe de hacer con cuidado para no dañarlos, sobre todo cuando se trata de frutas pequeñas o suaves, y para no dejar rastros del papel con el que se realice. Es importante tener las manos limpias al momento de lavarlos y siempre que se manipulen los alimentos.

¿Cuándo no es necesario lavar las frutas y verduras?

Hay algunos casos en los que no es necesario realizar el lavado de alimentos, por ejemplo, los plátanos que tienen la cáscara dura y que no es comestible. En otras ocasiones, además de quitarles la cáscara a los alimentos, estos se cocinan, hierven o fríen, por lo que tampoco es necesario invertir mucho tiempo en lavarlos, ya que las altas temperaturas eliminarán los virus y las bacterias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.