¿Qué enfermedades se previenen por tomar agua simple?

Tomar agua es imprescindible para mantener el correcto funcionamiento del cuerpo, pues interviene en todos los procesos que nos mantienen con vida. De hecho el corazón y el cerebro son los centros vitales que requieren más agua para funcionar, así que no es de extrañar que la deshidratación continuada haga estragos en la salud. Es por esto que, en el simple acto de tomar agua pura se esconde una poderosa herramienta de prevención. Si quieres saber qué enfermedades se previenen por tomar agua simple, llena tu vaso en el purificador de agua y sigue leyendo porque a continuación, te decimos todo.

Condiciones y enfermedades que pueden disminuir o beneficiarse al tomar agua

Tos y resfriados

El agua puede ayudar a evitar la resequedad en la garganta, disminuyendo la frecuencia de la tos. Tomar agua también puede ayudar a aliviar los síntomas del resfriado. Estar bien hidratado hace más fluidas las secreciones y mucosidad, por lo que te sentirás más descongestionado y podrás eliminarlas con facilidad. El agua también ayuda a mejorar los procesos inflamatorios y apoya al sistema inmune y al resto del cuerpo que están trabajando extra para deshacerse del virus.

Estreñimiento

Los movimientos intestinales se pueden ver perjudicados por el tipo de dieta que sigas, que debe incluir grasas saludables y fibra pero estas no harán muy bien su trabajo si no hay suficiente agua. Consumir suficientes líquidos, sobre todo agua natural, ayuda a eliminar las toxinas, además de favorecer los movimientos peristálticos, suaviza las heces y facilita la digestión, previniendo el estreñimiento.

Artritis

Quienes padecen de artritis reumatoide, una enfermedad en la que la membrana que protege las articulaciones se inflama, causando mucho dolor, inflamación y rigidez, pueden beneficiarse de tomar mucha agua diariamente. Esto es porque mantenerse correctamente hidratados mantiene lubricados los cartílagos y articulaciones, reduciendo la fricción que causa el dolor. Como si fuera poco, tomar mucha agua ayuda a eliminar el exceso de ácido úrico, que al acumularse empeora el cuadro de inflamación. Si bien tomar agua no evitará que tengas que tomar medicamentos antiinflamatorios, si que mejorará tu condición.

Hipertensión

Si bien no basta con tomar agua para reducir la presión arterial. El agua actúa como un solvente dentro del cuerpo, incluso en la sangre y puede tener beneficios en esta condición. Cuando no hay suficiente líquido, sube la concentración de sodio y los vasos sanguíneos se contraen para poder hacerle frente a este problema, pues con niveles altos de sodio se hace complicado retener el volumen de sangre que requieren. Cuando los vasos sanguíneos se contraen, causa tensión en las arterias y por ende aumenta la presión arterial. Tomar suficiente agua, tener una alimentación saludable, ayudará a mantener tu sistema cardíaco en óptimas condiciones.

Arrugas y sequedad de la piel

La piel es uno de los órganos del cuerpo que pasa desapercibido, a pesar de que es el más grande del cuerpo. Para cuidarla, muchas personas invierten fortunas en cremas hidratantes y tratamientos, sin saber que el primer paso para tener una piel elástica, luminosa y con buena apariencia está en un vaso de agua, pues hay que hidratarse primero de adentro hacia afuera.

Si no consumes suficiente agua, los órganos vitales tomarán el agua de otros sistemas menos necesarios. Por esta razón las células de la piel se contraen, como un globo desinflado, haciéndote lucir una piel seca. En este estado podrás usar las cremas más costosas y efectivas que no tendrán ningún efecto, así que recuerda: el agua es tu primer aliado contra el envejecimiento de la piel prematuro.

Infecciones urinarias

Las infecciones urinarias son debido a que se facilita la entrada de bacterias. Para apoyar la función del cuerpo en mantener las bacterias a raya, es imprescindible consumir suficientes fluidos. Tomar mucha agua aumentará la producción de orina, que arrastrará las bacterias y optimizará la función de la vejiga, previniendo la aparición de infecciones del tracto urinario.

Ataques de asma y alergias

Cuando una persona no se hidrata de forma adecuada, la falta de fluidos estimula la producción de secreciones y estrecha las vías respiratorias, pues los tejidos se encogen por la falta de turgencia. Estas condiciones pueden provocar un ataque de asma en personas con predisposición a tener esta enfermedad. Asimismo, quienes sufren de alergias estacionales pueden aumentar levemente su consumo de agua para que la mucosidad se diluya bien y se drenen los senos paranasales. Si bien no evitará la respuesta alérgica, si que puede aliviar los síntomas y molestias.

Cálculos renales

Los riñones son los encargados de eliminar las toxinas del organismo. Cuando no tienen suficiente agua a su disposición para eliminar y filtrar los desechos, se acumulan depósitos de calcio, ácido úrico y otros minerales que se cristalizan y forman los cálculos renales o piedras en los riñones. Son increíblemente dolorosos y podrían requerir cirugía para extirparlos. La mejor forma de prevenirlos, además de cuidar la alimentación, es tomar suficiente agua para apoyar la función detox de los riñones.

Pre diabetes

Un estudio realizado en Francia ha demostrado que las personas que beben menos de 2 vasos de agua al día tienen mayor riesgo a subir sus niveles de glucosa hasta un nivel peligroso, hasta el punto conocido como prediabetes. Esto está relacionado con el aumento de una hormona llamada vasopresina. Si se mantiene un nivel constante de deshidratación, se produce más vasopresina que eleva los niveles de glucosa en sangre. La solución es simple: tomar la cantidad apropiada de agua durante el día y mantener una alimentación saludable.

 

Comentarios