¿Por qué es importante el mantenimiento regular de los tanques de agua?

La limpieza de los tanques de agua es un componente extremadamente importante para el mantenimiento de la buena salud. Es posible que bacterias dañinas como Legionella, E. coli, Pseudomonas y TBC florezcan en tanques que no se mantienen adecuadamente y no se cuidan con la frecuencia que deberían.

Por eso, es prioritario mantener la limpieza del tanque de agua para evitar o mitigar las consecuencias de estos peligros. Descubre qué servicios ofrece plomerisimo.com para resolver los problemas de limpieza de los tanques de almacenamiento de agua.

Tanques de almacenamiento de agua limpios

La limpieza y desinfección de los depósitos de agua doméstica es de suma importancia, no sólo como componente de un programa de mantenimiento preventivo programado, sino también durante una nueva instalación y mientras se combaten bacterias patógenas como la legionella.

La limpieza manual y química de los tanques de agua es escencial para conservar la salud. Es aconsejable que todos los tinacos y tanques de agua se inspeccionen visualmente al menos una vez cada seis meses junto con un muestreo de agua para evaluar si se requiere o no limpieza o desinfección del agua. Esto ayudará a determinar la limpieza general de la instalación garantizando que se mantengan una higiene adecuada y la seguridad del agua.

¿Con qué frecuencia se debe limpiar un tanque de agua?

Los tanques de almacenamiento de agua son muy importantes para proporcionar agua limpia y segura para nuestras necesidades diarias. Sin embargo, se debe de tener en mente con qué frecuencia se limpian.

Es sorprendente la frecuencia con la que se descuidan estas estructuras esenciales cuando se trata de limpieza y mantenimiento regulares. Es aconsejable limpiar los tanques de almacenamiento de agua, al menos, dos veces al año.

También te interesa: ¿Cómo saber si te están realizando buenos trabajos de plomería en casa?

¿Por qué no se limpian los tanques de almacenamiento de guía? 8 causas comunes

1.Falta de conciencia. Una razón principal detrás de nuestra incapacidad para limpiar los tanques de almacenamiento de agua es la falta de conciencia sobre su importancia. Mucha gente simplemente no se da cuenta de que una limpieza periódica es esencial para mantener la calidad del agua.

Sin un conocimiento adecuado de los riesgos y consecuencias potenciales, es fácil pasar por alto esta crucial tarea de mantenimiento.

2. Poco cumplimiento. Con el tiempo, las personas pueden volverse complacientes y dar por sentada la seguridad de su suministro de agua. Si no ha habido problemas o incidentes notables, las personas pueden asumir que todo está bien y descuidar los procedimientos de limpieza necesarios.

Sin embargo, los contaminantes pueden acumularse gradualmente, comprometiendo la calidad del agua sin que se produzcan signos visibles inmediatos.

3.Limitaciones de tiempo. En el acelerado mundo actual, el tiempo es un recurso valioso y, a menudo, las tareas de mantenimiento pasan a un segundo plano frente a otras prioridades. Limpiar un tanque de almacenamiento de agua requiere tiempo, esfuerzo y coordinación, lo que puede resultar difícil de adaptar a agendas apretadas.

Como resultado, el mantenimiento del tanque puede pasarse por alto o retrasarse, lo que plantea riesgos para el suministro de agua.

4. Falta de pautas de mantenimiento adecuadas. Otro factor que contribuye al abandono es la ausencia de directrices claras de mantenimiento. Esta falta de orientación puede dejar a las personas sin saber por dónde empezar o cómo limpiar eficazmente sus tanques, lo que lleva a postergar las cosas o realizar esfuerzos de limpieza inadecuados.

5. Miedo a los costos. Podrían suponer que los servicios de limpieza o el equipo necesario serán costosos. Sin embargo, descuidar el mantenimiento del tanque puede generar problemas más importantes en el futuro, lo que resultará en gastos aún mayores por reparaciones o tratamiento del agua.

6. Concepto erróneo sobre el agua potable.

Existe la falsa idea de que no se bebe agua directamente del tanque. Sin embargo, el agua puede ingresar a nuestro sistema a través de diversos medios, como ducharse, cocinar o lavar los platos.

Incluso algo tan simple como hacer cubitos de hielo puede exponernos a agua potencialmente sucia. Descuidar la limpieza del tanque puede comprometer la calidad general del agua que utilizamos.

7. El tanque está fuera de la vista. Por lo general, los tanques de almacenamiento se colocan en el techo de los edificios o se esconden en la parte trasera, lo que hace que sean fácilmente pasados por alto. En consecuencia, los tanques pueden pasar años sin que nadie controle su estado actual.

8. Falta de conocimiento sobre a quién contactar. Reconocer la necesidad de limpiar los tanques de almacenamiento de agua es una cosa, pero saber a quién llamar para solicitar ayuda puede ser igualmente un desafío. Saber qué debes buscar al contratar un plomero puede ser complicado.

Consultar recursos en línea puede ser un buen punto de partida para encontrar asistencia profesional.

plomerísimo.com

Si no limpias los tanques de almacenamiento de agua puedes tener graves consecuencias. Los sedimentos acumulados y otros contaminantes pueden afectar la calidad del agua, generando riesgos para la salud y sabores u olores desagradables.

Ingresa a plomerísimo.com: un sitio que cuenta con el aval de Rotoplas en el que encontrarás plomeros especializados en instalación, limpieza y mantenimiento de tanques de agua y cisternas, así como instalación de tubería hidráulica y otros servicios.

Comentarios

Escribe un comentario