4 elementos que todo sistema de abastecimiento de agua debe de tener

El abastecimiento de agua es una parte crucial de cualquier proyecto de construcción. No importa el tamaño o el propósito de la edificación, un sistema de suministro de agua eficiente y confiable es parte esencial de cualquier edificación, pues el acceso al agua potable es esencial para un sinnúmero de actividades.

Si bien el diseño es importante, existen elementos que deben contemplarse en cualquier obra que incluya un sistema de abastecimiento de agua; aunque se pueda crear un diseño y planificación impecables, además de una instalación profesional, esto no sirve de nada si no se emplean materiales de calidad. De aquí que sea tan importante prestar atención a estos 4 elementos que todo sistema de abastecimiento de agua debe tener.

Los elementos más importantes del sistema hídrico

1. Tubería de Alta Calidad

La columna vertebral de cualquier sistema de abastecimiento de agua es su sistema de tuberías. Estas deben ser de alta calidad para asegurar la durabilidad y la eficiencia. El material de la tubería varía según el uso y puede incluir PPR, PVC, cobre o acero inoxidable.

La elección del material depende de factores como la resistencia a la corrosión, la presión del agua y la calidad del agua. La tubería hidráulica escogida debería ser capaz de lidiar con el caudal, temperatura y otras características particulares del proyecto. Debes tener en cuenta si estás creando una red de agua contra incendios, si es para un sistema de aire acondicionado o si se deben emplear materiales especiales para manejar presiones elevadas. Además, una instalación adecuada y un mantenimiento regular son esenciales para prevenir fugas y rupturas.

Una elección bastante popular es el uso de tuberías hidráulicas de Rotoplas, hechas de PPR, quien con su línea Tuboplus ofrece un amplio catálogo que incluye tubería especializada, conexiones y hasta herramientas para la termofusión. Gracias a su sistema de termofusión, que crea uniones a nivel molecular que garantizan cero fugas, se crean redes hídricas capaces de resistir el paso de tiempo y condiciones especiales.

2. Tanques de Almacenamiento

Los tanques de almacenamiento son cruciales para gestionar el flujo y la presión del agua, así como para asegurar un suministro constante, aún cuando hayan interrupciones en el servicio público. Los tanques o tinacos de agua pueden ser elevados o subterráneos, y su capacidad debe ser suficiente para satisfacer las demandas pico del edificio. Esto debe ser seleccionado dependiendo de la cantidad de personas que habiten la vivienda, por ejemplo, o siguiendo la cantidad de personas que harán uso de las instalaciones.

Los materiales de los tanques deben ser seleccionados cuidadosamente para evitar la contaminación del agua y para soportar las condiciones ambientales locales. Recordemos que además del almacenamiento del agua, un tanque debe garantizar que el agua mantenga su calidad por mucho más tiempo. Con esto se evitan desperdicios de agua, además se asegura el acceso al recurso en cualquier momento de forma segura.

3. Bombas de Agua

Las bombas de agua son necesarias para mantener la presión del agua y para transportarla desde los puntos de almacenamiento hasta los lugares de uso. Esto resulta fundamental en México, en donde la presión del agua suele ser más bien baja. También es necesario para transportar el agua a pisos superiores. Esto no se trata sólo de comodidad y optimización del suministro, sino que la presión del agua puede ser necesaria para activar sistemas como calentadores de agua y otros en espacios industriales.

La selección de la bomba de agua adecuada es fundamental y debe basarse en el volumen de agua necesario, la distancia de transporte y la elevación. Es importante tener en cuenta distancias y pendientes, además de la presión mínima necesaria para el funcionamiento de calentadores y otros sistemas. Además, las bombas deben ser eficientes en términos de energía y fáciles de mantener para maximizar la inversión.

4. Filtros de Sedimentos

La calidad del agua es tan importante como su suministro, pues de nada sirve contar con una gran cantidad de agua si esta no cumple con los estándares mínimos para su uso o consumo. De aquí que la instalación de filtros de sedimentos en el sistema de abastecimiento de agua sea importante, pues se encargarán de eliminar partículas e impurezas, asegurando que el agua sea segura para su uso.

El tipo de filtro elegido dependerá del tipo de tratamiento que se le quiera dar al agua. La mayor parte del tiempo es un tratamiento primario, que retira las partículas de mayor tamaño, lo que resulta en un agua más limpia y cristalina, Asimismo, el uso de estos filtros permite alargar la vida de purificadores y electrodomésticos, además de proteger las tuberías. Estos filtros deben ser seleccionados en función de la calidad del agua local y deben mantenerse regularmente para asegurar su eficacia, ya sea limpiando el cartucho interno o reemplazándolo cuando sea necesario.

Un sistema de abastecimiento de agua eficiente y confiable es fundamental en cualquier proyecto de construcción. La inversión en tuberías de alta calidad, tanques de almacenamiento adecuados, bombas eficientes y filtros de sedimentos efectivos asegurará un suministro de agua constante y seguro. Ante la duda, siempre es mejor invertir en productos de calidad, respaldados por marcas como Rotoplas, que no sólo cuentan con varias décadas en el mercado, sino que ofrecen alternativas especializadas para las diferentes necesidades de instalación. Recuerda que la planificación cuidadosa y el mantenimiento regular son esenciales para el éxito a largo plazo de cualquier sistema de abastecimiento de agua.

Comentarios

Escribe un comentario