2 productos para el cuidado del ganado

Contar con productos de buena calidad para el cuidado del ganado es fundamental para mejorar la eficiencia de tu granja. En esa línea, Rotoplas ha desarrollado diferentes soluciones para el sector agroindustrial que se destacan por su modernidad y rendimiento. A continuación te mostramos las características de los comederos y bebederos de Rotoplas, dos opciones muy resistentes que conservan las características de los alimentos, gracias a su gran tecnología. Además tiene una amplia vida útil y son muy seguros ¡Los conocemos!

Comederos y Bebederos de Rotoplas

Para la industria agropecuaria, principalmente para la ganadería, el mantener a los animales en condiciones saludables y de máxima higiene es prioridad. Para ello no solo se recomienda que los animales gocen de espacios óptimos para habitar, sino que los lugares en donde se alimentan y, posteriormente se procesan tengan las más rigurosas medidas de higiene para que el producto no solo sea de buena calidad, sino que, además, cumpla con la normativa vigente. Es por ello que los Comederos y Bebederos de Rotoplas son una excelente opción.

Comederos Rotoplas

El cuidado del ganado no solamente se basa en la calidad de vida de los animales en las granjas, establos o recintos en donde sean criados. La alimentación es fundamental no solo para que se desarrollen de acuerdo a su naturaleza y a las especificaciones de la normatividad de cada especie. En ese sentido, los Comederos y Bebederos de Rotoplas garantizan que, tanto la comida como la bebida del ganado no pierdan sus características físicas ni químicas gracias a sus materiales y a su proceso de fabricación.

Estos dos productos para el cuidado para el ganado son esenciales para cualquier situación. Están fabricados en resinas de polietileno de alta densidad (HDPE) 100% virgen de una sola pieza. Es decir, el producto no contiene contaminantes ni agentes externos a las resinas en su proceso de elaboración. Gracias a este procedimiento los Comederos y Bebederos de Rotoplas no alteran ni el sabor ni las características del producto con el que se dé de comer o beber al ganado.

Este artículo también te puede interesar: ¿Cuál es la mejor opción para el almacenamiento de agua, químicos y fertilizantes en la agroindustria?

Otra de las maneras en la que los comederos y bebederos de Rotoplas ayudan al cuidado del ganado es que, gracias a su diseño, no contienen ángulos rectos al interior de los recipientes lo que evita la reproducción de algas, hongos y bacterias. También son amigables con el acceso de los animales al producto, facilitando la alimentación del ganado.

Pero esas no son las únicas ventajas de los Comederos y Bebederos de Rotoplas. Debido a su forma, sus dimensiones y su material, son muy fáciles de transportar pues son ligeros y maniobrables, por lo que será sencillo colocarlos en el campo o en algún corral. Además, su mantenimiento se reduce prácticamente a cero, siendo necesaria solo la limpieza habitual del mismo cuando sea considerado por el productor.

Otra gran ventaja de los productos Rotoplas, que también se puede ver en los Comederos y Bebederos de la marca, es que han sido diseñados bajo la norma ASTM D 1998 de los EE.UU. Esta norma significa que su diseño geométrico sobresale por presentar un mayor Stress Crack Resistance (SCR), lo que asegura notablemente una mayor vida útil.

Bebedero Rotoplas

Y si se trata de mayor eficiencia, los Comederos y Bebederos de Rotoplas para el cuidado del ganado vienen en seis diferentes capacidades. El recipiente de 120 litros tiene un largo de 127 centímetros, un ancho de 66 centímetros y una altura de 33 centímetros. Le sigue el de 300 litros con medidas de 314 centímetros para el largo, 84.4 centímetros de ancho y los mismos 33 centímetros de altura. El de 500 litros cuenta con 143 centímetros de largo, 1 metro de ancho y 55 centímetros de altura. El último recipiente por debajo de los 1000 litros es el de 850 con 3 metros de longitud, 93 centímetros de ancho y una altura de 50 centímetros.

Para los Comederos y Bebederos de Rotoplas de mayor capacidad hay dos modelos, ambos circulares. El modelo de 1000 litros tiene un diámetro de 1.69 metros y una altura de 68 centímetros mientras que el modelo más grande, de 1700 litros tiene un diámetro de 2.10 metros y una profundidad de 78 centímetros. Hay que tener en cuenta para todas las dimensiones una tolerancia de +/- 5 centímetros.

Pero además del uso tradicional de los Comederos y Bebederos de Rotoplas estos pueden ser usados también como recipientes de almacenamiento de alimento. Por su capacidad y fácil transporte se pueden colocar en graneros o lugares destinados al guardado de alimentos. Estas soluciones son una excelente opción para ese tipo de tarea. Pues sus materiales conservan la calidad de los productos de manera sobresaliente.

Otra ventaja es que los Bebederos y Comederos Rotoplas llevan un mantenimiento mínimo. Son ligeros y se limpian fácilmente. También es ventaja es que resiste el paso del tiempo y las inclemencias del clima. No se oxidan, ni se corroen, por lo que mantienen las propiedades de los productos almacenados; ya sea que se trate de agua y o de alimento para el ganado.

Hay que tener en cuenta que se deberán colocar en una superficie plana con pocas irregularidades para evitar que puedan desestabilizarse y derramar el producto. Pero si se quiere tener el alimento o el líquido con una mayor protección se pueden combinar los Comederos y Bebederos con otros productos de la familia Rotoplas.

Comentarios

Escribe un comentario