Problemas en el material de tubería hidráulica

Cuando falla una tubería hidráulica, encontrar el origen del problema puede ser un desafío. Conoce cuáles pueden ser los inconvenientes más comunes en los materiales de tuberías, y descubre las ventajas que tiene la línea de conducción que ofrece Rotoplas.

Problemas comunes en tuberías

Problemas de temperatura. En climas extremos las tuberías pueden llegar a presentar algunos inconvenientes si no son de buena calidad. Por ejemplo, durante el invierno, cuando existen temperaturas muy bajas pueden llegar a congelarse y dañarse.

Instalaciones defectuosas. La instalación incorrecta de cualquier componente en un sistema hidráulico puede provocar graves errores. Por eso, se recomienda siempre acudir a profesionales especializados e incluir accesorios de calidad.

Corrosión. Existen muchas causas de la corrosión en las tuberías, algunas de las cuales son específicas del material con el que están fabricadas. En el caso de las tuberías de agua, la corrosión se puede dar por:

  • pH del agua: el agua ácida o los niveles bajos de pH dañan el revestimiento de la tubería y causan corrosión.
  • Productos químicos e impurezas: ciertos minerales e impurezas pueden promover la corrosión.
  • Mala instalación: las tuberías que se hayan instalado incorrectamente estarán más expuestas a la suciedad, los escombros y otros factores que pueden causar corrosión.
  • Sistemas antiguos o sin ningún tipo de mantenimiento. Las tuberías de agua son una pieza muy importante en el funcionamiento de una construcción, sin embargo no suele prestarse la atención regular que requieren. Puede suceder que el sistema de tuberías no haya recibido el mantenimiento adecuado o sea muy antiguo. De hecho, estas suelen ser las fallas más comunes.

3 de los materiales con mayores riesgos para tu instalación

El material de la tubería hidráulica te ahorrará la mayor parte de los problemas antes mencionados, por lo que elegir el indicado traerá grandes beneficios.

Se pueden emplear materiales poco eficientes y hasta algunos que puedan ser riesgosos para la salud. Algunos de ellos:

1.Plomo. Las tuberías y accesorios de plomería de plomo son mucho menos comunes de lo que solían ser hace décadas, debido al conocimiento generalizado de la toxicidad del plomo. Sin embargo, si te encuentras en una casa antigua, será mejor verificar que se haya erradicado el plomo por completo. Cuando una parte de la plomería de un edificio contiene plomo, con el tiempo, la corrosión hará que ese material ingrese al agua potable. Ingerir agua expuesta al plomo puede dañar la salud.

2. Acero galvanizado. Los tubos de acero galvanizado fueron una gran idea, en teoría. Después de todo, el acero es duradero. El recubrimiento de zinc se añadió para proteger al acero de su mayor debilidad: el óxido. Pero en realidad, las tuberías de acero galvanizado funcionan bien hasta el punto en que se erosiona el revestimiento de zinc. Una vez que eso sucede, se produce corrosión dentro de las tuberías, creando óxido y una acumulación de depósitos minerales dentro de las paredes de las tuberías. Esta acumulación da como resultado niveles crecientes de presión de agua dentro de las tuberías hasta que eventualmente se rompen y comienzan a tener fugas.

Si estás en una casa con esta tubería, es probable que ya tengas problemas en el sistema, y hayas detectado fallas en la presión del agua o notado una mala calidad del agua.

3.Polibutileno. El polibutileno fue un material de tubería muy popular y rentable durante varias décadas. Sin embargo, estas tuberías poseen una importante falla de diseño que al entrar en contacto con el cloro del agua tratada, comienza a desgastarse de adentro hacia afuera. Eventualmente, la tubería se vuelve tan quebradiza que se rompe, lo que permite que se escape el agua.

Este artículo también te puede interesar: ¿Cómo eliminar el olor a tuberías en el baño?

¿Cómo prevenir fallas en tuberías?

Para mantener un sistema libre de fugas, todas las tuberías del sistema deben analizarse, repararse o actualizarse. De lo contrario, se desarrollarán nuevas fugas.

Externamente, en algunas tuberías corroídas pueden aparecer grupos de depósitos minerales, especialmente alrededor de los puntos de conexión de la tubería. Estos depósitos son gruesos, uniformes y voluminosos, y son la primera señal de que tienen un problema de corrosión. Esta primera etapa de corrosión puede volverse de color óxido a medida que avanza el problema.

Para minimizar la corrosión externa de la tubería se puede agregar una capa de protección externa a las tuberías, como el uso de soluciones inhibidoras de la corrosión o  algo mucho más eficiente: invertir en tuberías y conectores de buena calidad, con revestimento para futuros proyectos y reparaciones. Un ejemplo es la línea que ofrece Rotoplas.

Rotoplas, siempre atento a tus necesidades

Si buscas una excelente opción de tubería hidráulica, nada mejor que Tuboplus de Rotoplas. Diseñada con materiales de gran tecnología y rendimiento, como es el Polipropileno Copolímero Random (PP-R), es una excelente elección si lo que quieres es un material resistente y de gran calidad.

Rotoplas Tuboplus 2022

Tuboplus garantiza cero fugas, pues es un sistema que fusiona las uniones de las conexiones. De esa manera, todo el sistema queda integrado en una sola pieza. Tuboplus es un sistema integral por lo que se compone de diferentes conexiones, herramientas y claro: tubos que mejoran la distribución y calidad del agua en tu hogar.

Otra gran ventaja de este sistema es su versatilidad; se puede emplear en todo tipo de construcciones como viviendas unifamiliares, industrias, embarcaciones, edificios entre muchas otras.

En climas extremos Tuboplus resiste bajas y altas temperaturas; desde -5°  hasta 90° C. También tiene un buen desempeño con altas presiones de agua y su vida útil es prolongada. Finalmente, cuenta con una poderosa capa protectora externa UV y una capa interna antibacterial AB,  diseñada para inhibir la reproducción de bacterias.

Comentarios

Escribe un comentario