¿El agua embotellada es mejor que beber del grifo de agua?

El mundo está cambiando drásticamente, al igual que los productos del mercado. Varias marcas anuncian su agua embotellada como una de las más seguras y saludables para beber, mientras que otras lo han convertido en un lujo costoso. Pero, ¿qué es lo que realmente estamos comprando y cuál es mejor?

Cuando hablamos de “agua saludable”, nos referimos a que esté libre de microorganismos causantes de enfermedades y con una cantidad adecuada de minerales/nutrientes.

El agua tiene varias funciones esenciales, como regular la temperatura corporal, el buen funcionamiento de los órganos, eliminar los desechos del cuerpo, por lo que debe estar libre de impurezas.

A pesar de que el agua embotellada se ha promocionado y vendido como agua más saludable y pura que la del grifo, no siempre es así. A continuación escubriremos si el agua embotellada es realmente mejor que el agua de grifo.

Este artículo también te puede interesar: ¿Cómo reducir el uso de plástico en casa?

Agua del grifo

El agua del grifo es la forma más común de consumir agua en todo el mundo. Si todavía está confundido acerca de qué tipo de agua es, el agua del grifo es el “agua municipal” que las instituciones del gobierno de un lugar transportan desde lagos, embalses y ríos.

Las organizaciones gubernamentales controlan o procesan estos recursos para garantizar la calidad del agua en algunos países, pero no realizan esta acción en muchos otros. Entonces podemos decir que la calidad del agua ‌varía de un país a otro, o incluso de una zona a otra dentro de un mismo país.

Según varios servicios, países como Uganda, Etiopía, Somalia, han sido clasificados como los peores países sin acceso a agua limpia.

Entonces, para obtener agua saludable, un ser humano no puede depender completamente del agua del grifo, a no ser que se instale un purificador de agua para tener mayor seguridad.

La Agencia de Protección Ambiental de América ha informado que hay alrededor de 90 contaminantes presentes en el agua potable, incluidos los microbios como E.coli, que provoca varias enfermedades relacionadas con el intestino.

Agua embotellada

El agua embotellada puede variar de una marca a otra según la calidad, los aditivos y la marca en sí. La marca tiene varios aditivos para mejorar la calidad e influir en el consumidor. Sin embargo, hay muchas marcas que embotellan el agua municipal para venderla, pero es la misma que llega a tu casa.

La Food Drug Administration (FDA) ha establecido estándares para el agua embotellada, asegurando la calidad y las condiciones sanitarias de los consumidores. Sin embargo, la organización no inspecciona las plantas de agua continuamente.

Según la misma organización, también es obligatorio que las empresas de agua mencionen todos los datos sobre los componentes y la cantidad de nutrientes en las botellas para que el consumidor pueda verificar la información.

Diferencias en agua del grifo y el agua embotellada

1. Contenido químico

Por lo general, el agua del grifo se compone de fluoruro y cloro, mientras que el agua embotellada no tiene ese contenido. El contenido de fluoruro y cloro se agrega para mejorar la calidad del agua. Sin embargo, una cantidad superior y no regulada de ambos puede suponer un riesgo para la salud.

2. Sabor

No hay demasiadas diferencias entre el sabor del agua embotellada y el agua del grifo. Ambos son precisamente iguales. La única diferencia está en el contenido de minerales. Sin embargo, instalando un purificador de agua podrás obtener agua de gran calidad.

3. Contaminación ambiental

En cuanto al medio ambiente, el agua del grifo no daña el medio ambiente porque las personas, generalmente, beben agua con utensilios lavables. Por el contrario, el agua embotellada se suministra en el mercado en botellas de plástico, lo que crea una enorme contaminación ambiental.

4. Costos

El agua del grifo es muy conveniente y económica, lo que la hace asequible para muchos. Además, el agua de grifo es mucho más asequible y no gastas en transporte para obtenerla. El agua embotellada, en cambio, es costosa y existen una gran variedad de marcas con agua embotellada con diferentes minerales y nutrientes. Este tipo de productos influyendo en las personas en base a la calidad. Entonces, si una persona quiere optar por una marca, debe gastar una gran cantidad de dinero en comparación con beber agua del grifo.

5. Punto de vista del científico

Diferentes investigaciones han indicado que las botellas de plástico o el agua embotellada generalmente tienen microplásticos que pueden causar graves riesgos para la salud. En cambio, el agua del grifo al pasar por un purificador de agua puede eliminar gran cantidad de agentes contaminantes.

Entonces… ¿cuál es mejor?

Si ya tienes acceso al agua potable de la red municipal, pagar por comprar agua extra parece no tener sentido. Lo más conveniente es que utilices el agua que ya llega de manera cotidiana a tu hogar, y que no tengas que salir y transportar garrafones o botellas. Para hacer el agua del grifo más segura, puedes adquirir un purificador de agua, que eliminará cualquier virus o bacteria, y que te ayudará a tener agua de buena calidad siempre disponible.

Purificador Hydro-Pur® de Carbón Activado

El purificador de carbón activado de Rotoplas te brindará agua de buena calidad y segura para beber, al instante, además no contaminarás el ambiente con residuos plásticos.

Otra gran ventaja es su rendimiento: sus cartuchos tienen una larga vida útil y tienen una duración de seis meses para garantizar su funcionamiento.

Comentarios

Escribe un comentario