Conoce el tratamiento de aguas negras

Poco se conoce sobre el tratamiento de aguas negras, la mayoría de las personas solamente saben que los deshechos se van por el drenaje cuando salen de sus hogares, lo demás es un misterio. Sin embargo, en los últimos años, lo que parecía estar escondido en un lugar secreto ahora contamina los lagos, ríos y mares, y ha levantado la alerta sobre la escasez de agua para el consumo humano.

agua

En efecto, cuando no existe un tratamiento de aguas negras estas cruzan una red enorme de tuberías que generalmente desembocan en cuerpos de agua mayores como lagunas y salidas al mar. Estos causales o salidas son zonas sumamente riesgosos para el medio ambiente, pues además de soltar un olor desagradable, generan la propagación y reproducción de bacterias y microorganismos que son dañinos para la salud. Sin embargo, no solamente se contaminan aquellos lugares, sino que además, el agua que conduce los deshechos sigue su camino y se mezcla por completo con agua que no estaba contaminada, haciendo que sea riesgoso para la salud meterte al mar o refrescarte en un río.

A esto se le suma que algunos de los contaminantes se filtran hacia el subsuelo, acabando con plantas y otros seres vivos, además, si estos lugares se encuentran cerca de cultivos o granjas, también los alimentos que ahí se producen se verán contaminados gravemente.

El tratamiento de aguas negras no se debe de tomar a la ligera y se deben de tomar medidas para eliminar los deshechos de manera adecuada y sin poner en riesgo la salud del ser humano ni comprometer el medio ambiente. La opción de instalar una planta de tratamiento de aguas residuales es la más adecuada para devolver este recurso de la naturaleza al medio ambiente sin afectarlo o ser nocivo.

¿Cómo funciona la planta de tratamiento de aguas residuales?

Para que el tratamiento de aguas negras sea adecuado estas deben de pasar por varios procesos químicos y biológicos en donde se eliminan las sustancias contaminantes y se deja el agua que puede ser reutilizada. Una planta de tratamiento de aguas residuales consiste en una red de tuberías que conducen a las aguas negras hasta diferentes módulos que cuentan con distintos procesos especializados en donde se separan los residuos. En el catálogo de productos Rotoplas podrás encontrar una planta de tratamiento de aguas residuales que te ayudará a restaurar la calidad del agua para su reutilización o para ser reintegrada a los cuerpos de agua más grandes sin alterar el equilibrio ecológico.

En esta planta de tratamiento de aguas residuales se separan primero, los restos sólidos de mayor tamaño. Después, por medio de un desarenado se separan los sólidos más pequeños y se realiza una sedimentación primaria en donde también se eliminan metales y sustancias químicas. La segunda parte de la limpieza consiste en que las mismas bacterias y microorganismos presentes en el agua se encarguen de los deshechos que aún quedan en ella. El residuo sólido, conocido también como lodo o fango de la planta de tratamiento de aguas residuales, se deshecha por un lado y puede ser utilizado como abono o composta. Por otro lado, el agua continua su proceso de purificación y se desinfecta o se filtra para volver a ser utilizada o reinsertada en la naturaleza.

De esta manera, el tratamiento de aguas negras se convierte en algo benéfico para el medio ambiente ya que el agua tratada puede volverse a aprovechar para riego, algunas actividades del hogar o para la industria. Además, al utilizar una planta de tratamiento de aguas residuales se elimina el riesgo de contraer enfermedades por la presencia de contaminantes en el ambiente.

Aguas residuales

¿Qué beneficios tiene la planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Rotoplas?

  • La planta de tratamiento de aguas negras de Rotoplas está compuesta por módulos que se pueden intercambiar o escalar según necesidades específicas.
  • Su instalación es muy fácil ya que no requiere de una gran inversión en cuanto a obra civil, lo que convierte a esta planta de tratamiento de aguas residuales en la más conveniente y de rápida ejecución. Por la misma razón, la puesta en marcha puede ser muy rápida ya que se requiere poco tiempo para su instalación.
  • Es sostenible y de bajo costo de inversión ya que no requiere de intervención constante para su mantenimiento ni de personal especializado para su operación.
  • La planta de tratamiento de aguas residuales de Rotoplas es sustentable y amigable con el medio ambiente ya que además de tratar las aguas negras, funciona con un bajo consumo de energía eléctrica puesto que utiliza la acción de la gravedad para mover el agua.
  • Como resultado del tratamiento de aguas negras, esta planta genera una mínima cantidad de lodos o deshechos.
  • Gracias a los materiales con los que está fabricada, la planta de tratamiento de aguas residuales no emite olores desagradables ni tiene filtraciones del agua hacia el exterior, por lo que es muy segura.
  • Es resistente y de mayor durabilidad.

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Rotoplas cumple con todas las normativas del sistema de aguas de México y sigue los lineamientos de la SEMARNAT por lo que es ideal para instalar en cualquier hogar, industria o comercio. El tratamiento de aguas negras es responsabilidad de todos y de cada individuo depende cuidar el medio ambiente y generar conciencia sobre las medidas que se pueden tomar para reducir la contaminación del agua.

Este artículo también te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.