Tanques de almacenamiento para el ahorro de agua

Tenemos esta creencia de que mientras paguemos las cuentas, el agua nunca dejará de fluir por las llaves cada vez que la necesitemos; pero la crisis del agua a la que nos hemos enfrentado en México desde hace algún tiempo nos ha dejado 2 grandes lecciones: 1 el agua no es eterna ni ilimitada y 2, el ahorro del agua es imprescindible si queremos seguir en este planeta.

Luego de pasar por momentos de sequía y racionamientos y, si estás lejos de CDMX o en zonas rurales, puede que hasta esté viviendo con la incertidumbre de no tener un suministro de agua confiable y continuo. No tener un servicio de agua es suficiente para disminuir la calidad de vida y afectar las tareas en todos los ámbitos. Para ello se requiere aplicar lo aprendido. Es posible lograr ambos objetivos (ahorrar y conservar) con una inversión inteligente: un tanque de almacenamiento Rotoplas.

Tanques rotoplas

Tanques de almacenamiento: versátiles y necesarios

Un tanque de almacenamiento es un recipiente elaborado en diversos materiales, que se emplea para contener líquidos de forma segura, protegiéndolo hasta que sea necesario utilizarlo. Hay tanques de diversas formas, tamaños y materiales, según el uso al que se destinen. Los tanques de almacenamiento pueden ser de diferentes tamaños. Hay tanques modestos, de unos pocos litros, hasta tanques subterráneos con capacidades que superan los miles de litros.

Los tanques de almacenamiento pueden usarse para contener químicos, granos, alimentos y prácticamente cualquier sustancia, dependiendo del material usado para su elaboración. Esto resulta particularmente importante cuando se trata de almacenar químicos, que pueden reaccionar al entrar en contacto con ciertos materiales, o al contener agua o productos destinados al consumo humano. Desde esta perspectiva, el tanque de almacenamiento debería mantener de forma íntegra y segura su contenido.

Un tanque puede ser la respuesta perfecta para el problema de la escasez de agua, sobre todo porque te permitirá contener una buena cantidad de agua para que la utilices en diferentes tareas, pero es precisamente este punto en el que debes prestar atención en el tipo de tanque en el que inviertes, porque no todos están hechos con materiales o técnicas de grado alimenticio. Esto quiere decir que el agua almacenada allí puede cambiar su olor, color y sabor, lo que significa que se ha disuelto el material del tanque en el agua, por lo que ya no será seguro consumirla.

Cómo puede ayudar un tanque a ahorrar agua

Un tanque de agua puede usarse para acumular el agua de lluvia, si se cuenta con un sistema de captación pluvial, pero también son una herramienta estratégica cuando se trata de conservar la integridad del líquido por mucho más tiempo; pues evitas desperdiciarla y puedes tenerla siempre a tu disposición.

Vamos a explicar esto con un ejemplo: digamos que mientras duermes sientes sed, así que te gusta tener agua a tu disposición para beber en la noche. Puedes dejar un vaso de agua junto a la cama, pero este vaso es de plástico, lo tomaste de la cocina, lo llenaste y dejaste allí. Al día siguiente sales y olvidas ese vaso, te vas de fin de semana y regresas el lunes. Si observas el vaso, notarás que está lleno de polvo y otras partículas, además luce un poco turbio y huele mal. En cambio, una botella de agua de vidrio tiene una vida útil de unos cuantos años si permanece cerrada. Si la abres, estará bien por muchos días. La diferencia en ambos casos está en el tipo de contenedor empleado para el agua.

Un tanque de agua deberá estar sellado herméticamente, no puede dejar pasar los rayos UV y debe estar elaborado en un material que no transmita ningún tipo de partícula o residuo al agua. De este modo, el agua almacenada permanecerá en perfecto estado por mucho más tiempo. Parece algo obvio, pero se entiende mejor cuando debes pagar por un camión cisterna para llenar un tanque de agua de gran capacidad, pero este no es adecuado y luego debes tirarla toda porque no puedes usarla. No sólo por el costo del agua como tal, sino por el desperdicio que representa tener que deshacerte de ella.

Recuerda que también es fundamental no desperdiciar el agua que se tiene y utilizarla con el mayor aprovechamiento posible.

Rotoplas: el mejor tanque para ahorrar agua

Los tanque Rotoplas ofrecen una superioridad técnica cuando se trata de almacenar agua, pues cuentan con todas las características que le permiten mantener intactas a características organolépticas del líquido. En primer lugar, están fabricados con polietileno de alta densidad, 100% virgen y de grado alimenticio. Esto garantiza que el agua contenida en estos tanques es apta para el consumo humano.

Por otra parte, no se oxida ni se corroe al estar en contacto con el agua, así que nunca transmitirán partículas al agua ni se desgastarán con el tiempo. Por esta razón son más duraderos, resistentes y no permiten filtraciones. Nada de sorpresas desagradables, el agua almacenada permanecerá en perfecto estado. Si el tanque está ubicado en el exterior, el color negro evitará que los rayos UV le afecten, por lo que no crecerán algas ni otros microorganismos que dependen del sol para proliferar.

Existen tanques de agua Rotoplas de diferentes capacidades, entre 2500 a 25 mil litros, por lo que encontrarás el tanque perfecto para las necesidades de ahorro de agua de cualquier rubro, agro-industrial, rural y doméstico. Fácil de transportar, instalar y no requieren mantenimiento, los tanques Rotoplas son los aliados perfectos de quienes desean conservar y ahorrar  agua.

Comentarios