¿Qué hacer ante una baja en el suministro de agua potable? 5 acciones

¿Qué hacer ante una baja en el suministro de agua potable?

Todos los días, damos por hecho que habrá agua potable al abrir la llave del grifo en nuestros hogares, sin embargo, alrededor del mundo existen billones de personas que no pueden acceder a una fuente segura de este suministro esencial en sus hogares. Los datos son alarmantes, de acuerdo a estudios, solo en el África subsahariana, más de la mitad de la población bebe agua que proviene de fuentes contaminadas y en algunas zonas pueden pasar días sin tener acceso al agua potable.

Tener acceso al agua potable es esencial para la supervivencia humana pues además de ser básica para mantener hidratado al cuerpo humano, la necesitamos por otras razones:

Ayuda a prevenir enfermedades. Cólera, fiebre tifoidea, hepatitis, entre otras, pueden llegar a ocurrir debido al consumo o la presencia de contaminantes en el agua. Imagina los riesgos a los que están expuestas las personas cuando lo único que pueden beber es el agua que proviene de aguas residuales y sitios contaminados por las industrias. Por lo tanto, el agua potable es fundamental para prevenir enfermedades y conservar una buena salud.

Ayuda a eliminar toxinas. El agua potable purificada, fresca y segura ayuda a eliminar toxinas, ya sean creadas debido a reacciones corporales u obtenidas de fuentes externas, como en el consumo de ciertos alimentos procesados.

Mejora la calidad de los alimentos. Cuando se trata de producir alimentos, el agua purificada es muy importante. Si los cultivos y los granos reciben agua contaminada el resultado será una cosecha enferma, que producirá productos con menos nutrientes o que en su totalidad no son aptos para el consumo humano.

Promueve la higiene. El agua purificada no solo es necesaria para beber, sino también para fines de saneamiento. Si se lava la ropa o si se lava el cuerpo con agua contaminada, también se producirán enfermedades. Lo mismo sucede si utilizamos esa agua para cocinar, limpiar y otras tareas similares que son parte integral de nuestras vidas. El agua potable y pura es necesaria para vivir bien.

5 acciones para asegurar el suministro de agua potable

Tomando en cuenta los puntos anteriores, resulta indispensable poner en práctica acciones para preservar al máximo este recurso. A continuación mencionamos algunas medidas para cuidar el agua potable en tu hogar y que así ayudes a asegurar que el suministro llegue a más personas.

Ahorrar agua en el baño. En el baño se consumen grandes cantidades de agua, es la zona del hogar que más utiliza este recurso. A la hora de bañarnos, por ejemplo, se derrochan litros y litros de agua. Por ejemplo, dejar abierta la regadera durante 10 minutos gasta 100 litros de agua. Lo mismo sucede cuando usamos el wc, pues este usa 10 litros en cada descarga.

Por lo tanto, puedes tomar ciertas acciones en tu baño para ahorrar agua, por ejemplo:

– Instala soluciones ahorradoras en la regadera o grifos, por ejemplo, dosificadores. De esta manera se puede disminuir el desperdicio hasta un 30%.

-Adquiere sanitarios de doble descarga o ecológicos. También puedes reutiliza el agua de lluvia y llenar con esta los tanques.

-Reemplaza las antiguas instalaciones por productos eficientes que reduzcan al máximo las fugas de agua y los goteos.

Ahorrar agua en la cocina. El segundo lugar en donde se consume mayor cantidad de agua potable, es en la cocina. No solo porque la usamos para cocinar, el mayor desperdicio se da al momento de lavar los platos, así que cuando lo hagas, no dejes abierto el grifo con agua corriendo, mejor enjabona primero todo y lava rápidamente o usando un contenedor.

Ahorrar agua en el jardín. Los espacios con plantas requieren del agua para sobrevirir, sin embargo, se pueden regar y cuidar sin desperdiciar grandes cantidades de agua potable. Reutilizar el agua de lluvia es una acción muy efectiva en este caso, ya que las plantas pueden utilizarla sin problema. Además, debes de regar a primera hora en la mañana o durante la tarde-noche para que no se evapore.

Otra manera es invertir en un sistema de riego por goteo o automatizado, si las zonas verdes que tienes son muy grandes. Esta última solución es muy eficiente, pues permite programar la hora de riego.

Ahorrar agua al limpiar. Las tareas del hogar, como limpiar pisos, las ventanas o diversas superficies, también consumen agua potable. Para disminuir su consumo reutiliza el agua que empleas para lavar los alimentos o aquella que proviene de la lluvia. Además, procura no utilizar la manguera abierta ni dejar el agua corriendo, mejor utiliza cubetas o recipientes con cantidades de agua medida.

Ahorrar agua al lavar el auto. Lavar el auto también consume grandes cantidades de agua potable. Al igual que en el jardín, es recomendable reutilizar el agua de lluvia. Como mencionamos, recolectar el agua de lluvia puede ser muy sencillo y reutilizarla es una forma simple y eficaz de ahorrar. El sistema de recolección y almacenamiento pluvial es muy sencillo, pues se puede instalar en el techo y el agua se almacena en cisternas que vienen equipadas con poderosos filtros que eliminan impurezas, y que además, cuentan con cierre hermético para evitar la evaporación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.