¿Qué es mejor, una cisterna o un tinaco?

Tener un sistema de almacenamiento de agua se ha convertido en una necesidad para todos los mexicanos. La falta de continuidad en el suministro de este recurso nos ha obligado a implementar estrategias que permitan tener calidad de vida. Dentro de las posibles opciones de almacenamiento de agua están las cisternas y tinacos; y si bien ambos son soluciones de almacenamiento de agua, existen diferencias entre ambos, debido a que tienen diferentes capacidades de almacenamiento, usos, precios y formas, hay quienes encuentran difícil decidirse entre ambos.

Si te preguntas qué es mejor, cisterna o tinaco, vamos a hacerte más sencilla la tarea. Sigue leyendo y conoce las características de cada uno, semejanzas, diferencias y cómo escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

Semejanzas y diferencias

La principal semejanza entre las cisternas y tinacos es que ambos son equipos que te permiten guardar agua de forma segura e higiénica. Si adquieres los productos Rotoplas, sin importar su capacidad o tipo, puedes estar seguro de que tendrás la solución de almacenamiento hídrico de la más alta calidad, pues se garantizan dos aspectos fundamentales: durabilidad y seguridad.

Asimismo, ambos están hechos de polietileno virgen de la más alta calidad y cuentan con un recubrimiento interior que inhibe el crecimiento bacteriano; sin embargo, hasta ahí llegan las semejanzas, pues hay diferencias fundamentales en cuanto a su funcionamiento y capacidad.

La primera diferencia radica en su capacidad. Las cisternas suelen ser de mayor tamaño, pues están pensadas para surtir de agua a lugares como edificios, viviendas multifamiliares, entre otros. El tinaco, aún cuando tiene diversos tamaños, están pensados para espacios domésticos unifamiliares. De todas formas, siempre es importante tener en cuenta la cantidad de personas que utilizan el recurso en la vivienda, así como también el promedio de consumo de todos.

Por otra parte, las cisternas requieren una instalación un poco más compleja, pues están hechas para ser colocadas bajo tierra y siempre incluyen la instalación de un sistema hidroneumático, encargado de bombear el agua hacia su destino y mantener la presión. Los modelos actuales de cisternas también pueden ser instalados en el exterior, pues cuentan con un recubrimiento especial que las protege de la acción de los rayos UV, evitando la reproducción de microorganismos, algas y bacterias.

El tinaco se coloca sobre la azotea o techo de la casa, pues una buena parte del trabajo de distribución del agua se hace por gravedad; aunque hay quienes pueden complementar con un pequeño sistema de bombeo para mantener la presión en todo momento. Los tinacos, al estar pensados para el exterior, también cuenta con protección UV y algunos modelos tienen garantía de por vida.

¿Cuál debo escoger?

Tanto la cisterna como el tinaco Rotoplas son soluciones de excelente calidad, así que en ese aspecto son semejantes por lo que el peso de la decisión debe recaer en un único aspecto: las necesidades particulares. El primer paso es reconocer cuántas personas habitan el lugar y harán uso de la solución de almacenamiento de agua. ¿Es una sola familia? ¿Se busca una opción en colectivo para la urbanización o edificio? Calcula un promedio tomando en cuenta que se consumen a diario unos 150 litros por persona.

Otro aspecto a tener en cuenta para escoger entre cisterna o tinaco es el espacio de instalación. Si no tienes lugar para hacer una excavación para la cisterna o para colocarla sobre la superficie, entonces tendrás que resolver con tinacos que se colocan en los techos. Los tinacos ayudan a optimizar el espacio, porque se instalan sobre la vivienda. Teniendo el espacio para la excavación, todo es más sencillo, sobre todo porque el trabajo de instalación es más rápido y la inversión es menor a tener que construir una cisterna de concreto armado desde cero.

La frecuencia de suministro de agua también es determinante a la hora de hacer una elección. Es posible que hayan pocos habitantes, y que todos tengan un consumo moderado, pero si la frecuencia de suministro es demasiado baja entonces habrá que tener un respaldo de agua que sea capaz de cubrir las necesidades diarias por mucho más tiempo, además de tener un poco de reserva, para evitar problemas de presión y por si acaso se demora el suministro.

¿Y por qué no los dos?

No es descabellado pensar en la posibilidad de instalar tinaco y cisterna. En algunas urbanizaciones multifamiliares se tiene una cisterna para el suministro colectivo, pero cada vivienda cuenta con su propio tinaco. Esto se hace por dos razones, en primer lugar el tinaco es una reserva de agua extra para la familia, que extiende el periodo de suministro de la cisterna.

Conoce los accesorios de Tinacos Rotoplas que necesitas

La segunda razón tiene que ver con el equipo de bombeo y distribución. Es más sencillo  económico tener un equipo de bombeo que se encargue de llevar el agua a cada tinaco y llenarlo, que luego distribuirá el agua por gravedad a toda la vivienda; que tener un equipo hidroneumático que pueda cubrir la necesidad de cada vivienda, bombeando agua desde la cisterna a la casa.

Es imposible determinar qué es mejor, si la cisterna o el tinaco, porque ambos tienen funciones diferentes. Lo mejor es pedir la asesoría de nuestro equipo de expertos para escoger la solución de almacenamiento que mejor se adapte a las necesidades particulares de tu vivienda y grupo familiar. Una cosa es cierta: siempre podrás contar con la calidad y el respaldo de los productos de Rotoplas, los verdaderos expertos en agua.

Comentarios