El filtro para tinaco que debes tener en casa

El agua recorre varios kilómetros antes de llegar a tu casa, por lo que el filtro para tinaco es el primer lugar por el que debería de pasar para entrar limpia. A lo largo de su camino, el agua se puede ir contaminando con diferentes partículas, desde contaminantes que se filtran a través del suelo, hasta sedimentos que se desprenden del material con el que está hecha la tubería.

Las principales fuentes de contaminación del agua son la descarga de desechos domésticos y agrícolas, el crecimiento de la población, el uso excesivo de pesticidas y fertilizantes y la urbanización.

Consejos para aumentar la inmunidad y protegerse contra el coronavirus

La contaminación del agua es un problema mundial y las personas, se enfrentan a las consecuencias del agua contaminada que repercuten en la salud. Las enfermedades bacterianas, virales y parasitarias se propagan a través del agua contaminada y afectan la salud humana.

Se recomienda que exista un sistema de eliminación de desechos adecuado y que los desechos se traten antes de ingresar a los cuerpos naturales de agua para evitar la contaminación. Deben organizarse programas educativos y de sensibilización para controlar la contaminación.

Para el hogar, no está de más contar con una doble protección que te asegure que el agua que va a ser utilizada por tu familia esté limpia.

¿Cómo saber qué tan limpia está el agua que llega a mi hogar?

Primero, se debe de saber qué tan contaminada está el agua que llega al suministro de cada hogar. Si huele mal, tiene cualquier color o tiene sabor, es un indicador de que hay algo afectando el agua.

Otro indicador de la mala calidad es si al bañarte, la piel o el cabello te quedan con una sensación terrosa o seca. La presencia de bacterias y virus no se puede comprobar a simple vista, pero se puede realizar un estudio de laboratorio que analice con microscopio.

Hervir mata la mayoría de los tipos de parásitos, bacterias y virus. Sin embargo, puede aumentar las concentraciones de otros contaminantes debido a la evaporación del agua. Además, resulta imposible estar hirviendo el agua que se utiliza para las labores de higiene personal debido al gasto de energía y gas.

Por lo que la manera más fácil de evitar las consecuencias del agua contaminada en la salud y obtener agua de buena calidad es por medio de filtro para tinaco.

Este producto se encargan de limpiar el agua, ya que por medio de un dispositivo, logra retener partículas y sedimentos sólidos suspendidos en el agua. Además tienen la capacidad de evitar el paso de algunos microorganismos para evitar que entren en contacto con los seres humanos.

El filtro de agua para tinaco también le regresa las características naturales al agua, removiendo cualquier olor, color e incluso sabor de la misma. Aunque es importante aclarar que el agua que pasa por el filtro, no puede ser ingerida por los seres humanos. Para ello, se necesita contar con un purificador de agua que la haga apta para su consumo.

¿Cómo instalar un filtro para tinaco?

Colocar el filtro en la entrada de agua con dirección al tinaco es la mejor manera de asegurar que el agua que será utilizada en toda la casa esté limpia, ya que desde el tinaco se repartirá a todos los lugares específicos como el baño o la cocina.

La instalación es muy fácil de hacer y cualquier especialista la puede realizar sin necesidad de contar con maquinaria. Lo primero que se debe de hacer es ubicar la entrada del agua general a la casa y con cuidado, subir al techo de la casa o a la zona donde se encuentra instalado el tinaco.

El siguiente paso es ubicar el tubo que llega hasta el tinaco y cerrar la llave de paso. Después se va a proceder a cortar un pedazo de la tubería, sin embargo se debe de medir la entrada del filtro para asegurar que la medida sea la correcta. Otro punto importante a considerar, es que el filtro se tiene que cambiar cada 6 meses, para esto, no hay que retirar todo, solamente se debe desenroscar la parte de abajo para sacar el filtro. Por lo que este debe de ser accesible y se debe de poder desenroscar sin impedimentos.

Hay que verificar que la entrada y la salida del agua sea la correcta. Después se procederá a conectar la tubería que sale desde el filtro, directamente hacia el tinaco. De esta manera el agua que llega desde la red pública de agua potable, entrará en el filtro y saldrá ya limpia, hacia la tubería que conecta con el tinaco.

Es muy importante cambiar el repuesto del filtro 2 veces al año, para seguir asegurando la calidad del agua. Si el agua de la zona es demasiado sucia, puede ser que se tenga que cambiar con mayor frecuencia, pero eso lo podrás verificar con el paso del tiempo.

Para asegurar que el agua se mantenga limpia una vez dentro del tinaco, es muy importante realizar la correcta limpieza y mantenimiento del contenedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.