Duchas Eléctricas vs. Duchas tradicional: ¿Cuál es la Mejor Opción para tu Hogar?

Cuando se trata de comprar una ducha nueva, es posible que te sientas abrumado por la gran cantidad de sistemas para calentar el agua del baño. Las preguntas sobre la presión del agua y los tipos de alimentación (electricidad/gas) pueden aumentar la confusión, mientras que lo último que quieres es instalar un nuevo tipo de ducha y descubrir que no es exactamente lo que esperabas.

A continuación te brindamos información para que puedas elegir la que más te convenga.

¿Qué tipo de ducha elegir?

Las duchas son imprescindibles en el hogar, se han convertido en la manera más fácil y rápida de asearnos.Si estás intentando decidir qué tipo de ducha elegir, debes tener en cuenta la configuración de tu propio baño. Después de todo, si bien una persona puede estar entusiasmada con su nueva ducha eléctrica, ¡puede que no tenga los mismos beneficios para su baño!

Algunos de los factores a considerar al elegir qué tipo de ducha necesita tu baño es si tienes acceso a gas o si solamente tienes electricidad. La presión de agua también es importante conocerla pues de esto dependerá el tamaño del caudal y la cantida de agua.

Si alguna vez no estás seguro de si el tipo de ducha que haz elegido es el adecuado, lo mejor es consultar a un fontanero o especialista antes de realizar la compra.

Regaderas tradicionales

La mayoría de las personas cuentan con duchas tradicionales en sus hogares, ya que no conocen que existen otras opciones en el mercado que en ocasiones, pueden tener mayor ventajas.

Uno de los inconvenientes más comunes de las regaderas tradicionales es la espera prolongada para que el agua alcance la temperatura deseada.

Este período de espera no solo es incómodo, sino que también implica un desperdicio significativo de agua, ya que durante esos minutos preciosos, litros de agua limpia fluyen directamente por el desagüe sin ser utilizados.

Además, la necesidad de ajustar constantemente la temperatura conduce a una mayor pérdida de agua. Estos problemas no solo afectan la eficiencia del sistema, sino que también contribuyen al consumo innecesario de agua, una preocupación crucial en la actualidad dada la creciente conciencia sobre la conservación del recurso hídrico.

Duchas eléctricas

No todo el mundo opta por la ducha tradicional. Para aquellos que buscan reducir sus gastos de gas o agua, por ejemplo, existen alternativas que pueden ser preferibles.

Las duchas eléctricas son uno de los tipos de ducha más versátiles que existen. Son ideales si deseas tener una ducha caliente instantánea, además ofrecen la posibilidad de ahorrar energía y tener un impacto menor en el medio ambiente.

Características clave:

  • Necesita una buena presión de agua, ya sea de la red eléctrica o de una bomba de ducha.
  • No necesita agua caliente de tu boiler o tanque.

Compacta y fácil de instalar

Una ducha eléctrica, como es de esperar, se calienta mediante un elemento calefactor eléctrico. Lo que las diferencia de la mayoría de tipos de ducha es que sólo requieren un suministro de agua fría. En lugar de tomar agua caliente de la caldera o del tanque de agua caliente como sucede con la ducha tradicional, pueden calentar el agua instantáneamente ellos mismos con un dispositivo de calefacción incorporado. Funcionan mezclando esta agua caliente con agua fría para alcanzar la temperatura preferida, por lo que siempre tendrás agua caliente sin importar que sea temporada de frío.

Cuando compres una ducha eléctrica, toma nota de los kW que tiene. Cuanto mayor sea el kW, mejor será el caudal de agua caliente.

¿Cuáles son los beneficios de una ducha eléctrica?

Como mencionamos anteriormente, la principal ventaja de una ducha eléctrica es que no necesita un suministro de agua caliente para usarla ya que el agua se calienta de manera instantanea, por lo que no hay necesidad de preocuparse de quedarse sin agua caliente, como sucede con las duchas tradicionales.

Por otro lado, si tienes un tanque de gas pequeño, que no llega a suministrar sufieciente agua caliente, la ducha eléctrica la calienta bajo demanda, por lo que podrás usar el agua del tanque para otras tareas como el lavado de platos.

En segundo lugar, las duchas eléctricas ofrecen la posibilidad de ahorrar energía. Como solo calientan el agua que realmente usas, (a diferencia de lo que sucede con las duchas tradicionales) no se desperdiciará energía calentando un tanque completo solo para tu ducha matutina.

Si deseas saber más sobre la gama de duchas eléctricas Rotoplas encuentra aquí más información: Cómo funciona una regadera eléctrica y por qué debes de tener una

Ecoduchas Rotoplas, la mejor solución                                 

Las Ecoduchas Rotoplas son la mejor opción que puedes elegir para renovar tu baño. Eficiente y segura se destaca por su diseño compacto, gran poder ahorrador y notable rendimiento. Se puede elegir entre la Ecoducha 4 temperaturas y la Ecoducha 3 temperaturas.

Permite ahorrar energía: su eficiencia energética es mayor a 95 %, su doble cámara de calefacción se activa de forma automática, además que funciona con baja presión obteniendo agua caliente de forma inmediata.

Con esta ducha se puede calentar agua en muy poco tiempo. Además tiene dos opciones para regular la temperatura: templado y caliente. Y si necesitas limpiarla para darle mantenimiento, lo puedes hacer en unos pocos minutos.

Ahorro energético y beneficios para el ambiente. Las duchas eléctricas de Rotoplas son prácticas y fáciles de usar. Las Ecoducha Rotoplas nunca se queda sin agua caliente, por lo que es una gran solución si tienes muchas personas en tu casa a las que les gusta ducharse una tras otra.

Eficiencia. Estas duchas son eficientes en diferentes áreas, lo que ayuda a reducir varios costos como son los costos de agua y electricidad. 

Ahorro energético. En comparación con las duchas tradicionales, las duchas eléctricas Rotoplas utilizan considerablemente menos agua y electricidad. Debido a que estas unidades calientan el agua a medida que viaja a través del sistema en lugar de utilizar un suministro de agua precalentado.

Practicidad. Debido a que las duchas eléctricas son súper inteligentes y calientan el agua a medida que pasa a través de la unidad, solo necesitan un suministro de agua fría para funcionar, lo que significa que para hogares con sistemas de calentamiento de agua por inmersión, no necesitarás esperar a que se caliente el agua.

Económicas. Además son una alternativa más asequible y fácil de instalar. Son eficientes con sistemas de baja presión y son una excelente relación calidad-precio.

Mayor rendimiento. Para muchos amantes de la ducha, el rendimiento lo es todo. Con las duchas eléctricas tienes agua caliente en todo momento.

Ofrecen un mejor rendimiento en términos de flujo de agua e incluso pueden mejorar el rendimiento en sistemas de plomería de baja presión con bomba incorporada.

Comentarios

Escribe un comentario