Corte de agua en México, no te quedes sin ella

Quienes habitan en la Ciudad de México y los Estados que la rodean, están comenzando a apreciar el servicio de agua gracias a los cortes de agua. Mucho se da por hecho que el agua llegue a los hogares y por ende, que siempre se pueda contar con este recurso, sin embargo, el agua se puede terminar en cualquier momento.

Desde inicios de 2021 se ha hablado sobre la posibilidad de reducir la cantidad de agua que se suministra a México y ya desde marzo algunas de estas restricciones han entrado en vigencia. Esto se debe a la problemática ambiental que se vive actualmente con las sequías y la escasez de este recurso.

Para muchos aprender a vivir con limitaciones en este recurso ha resultado todo un reto, pues se esta muy acostumbrado a abrir la llave cada vez que la necesitamos.

Pero teniendo en cuenta las causas de esta situación, pareciera que el corte de agua puede ser algo cotidiano en los próximos meses y tal vez años. ¿Cómo hacer frente a esta situación sin perder calidad de vida? Pues muy simple: aprender a utilizar solamente el agua necesaria, sin gastarla ni derrocharla, y una herramienta que te puede ayudar a la racionalización adecuada es contar con un tanque de almacenamiento de agua.

¿Por qué van a reducir el suministro de agua?

Una tercera parte del suministro de agua potable en el estado de México proviene de las presas del Sistema Cutzamala. Esto incluye presas como Villa Victoria, El Bosque y Valle Bravo, que retienen el agua de lluvia y el caudal del río Cutzamala.

Es normal que la Ciudad de México enfrente una temporada de sequía entre los meses de marzo y mayo, cuando desciende la cantidad de precipitaciones. Esto no sería problema, si las presas tuviesen el caudal acostumbrado, pero en 2021 han alcanzado unos límites inferiores históricos.

Las presas que conforman este sistema suelen tener para la fecha un almacenamiento promedio de 76%. Según información suministrada por la Comisión Nacional del agua, las presas Villa Victoria, Valle de Bravo y El Bosque registran un almacenamiento del 54.2%. En Villa Victoria hay un 35%, cuando debería tener un 65%; Valle Bravo está a un 56% de su capacidad, en vez del 82% acostumbrado y El Bosque está en unos 37% cuando debería tener un 48%.

En resumen: hay un déficit del más del 23% del caudal necesario para ofrecer el servicio acostumbrado.

Al haber un déficit de agua tan pronunciado, se ha estipulado hacer cortes en el suministro para poder administrar de forma eficiente este recurso. Hay horarios establecidos para ciertas regiones, mientras que otras no se verán afectadas por esta medida de racionamiento que aunque sea inconveniente, es necesaria para evitar el colapso del sistema.

La causa principal de este problema es la falta de precipitaciones en el año anterior. La cuenca del río Cutzama refleja sequía severa en un 86% de su territorio y casi un 9% de sequía extrema en el resto. Como si fuera poco, no se esperan lluvias en esta temporada, por lo que este escenario puede agravarse más. El gran problema es que las lluvias han sido muy escasas en lo que va de año.

En el pasado, podían caer unos 32mm de lluvia en Valle Bravo y 50mm en El Bosque, en la actualidad han caído cero. Con el calentamiento global y el cambio climático no es de extrañarse que hayan patrones de lluvia tan erráticos, así que en cierta medida podríamos esperar que esta situación se prolongue en el tiempo.

¿Qué puedes hacer para evitar quedarte sin agua?

Estar sin agua en casa es más que incómodo, pues casi todas las actividades cotidianas requieren el uso de este recurso: cocinar, lavarse las manos y más.

Primero que nada, se debe de hacer conciencia sobre el uso y la importancia de este recurso. Esto para aprovecharlo de la mejor manera posible, pues no se debe de gastar ni una sola gota.

Segundo, para ofrecer apoyo a la comunidad, el gobierno local ha habilitado un sistema que ofrece pipas de agua de forma gratuita, que debes solicitar en determinados canales (online o vía telefónica) y si bien esta puede ser una solución de emergencia, el sistema no es tan rápido y eficiente como debería pues cuesta suplir las necesidades de una buena parte de la población.

Además si el problema de la sequía persiste, será imprescindible que hacerse cargo de la situación y encontrar opciones de almacenamiento más eficientes.

La solución ideal es invertir en un tanque de almacenamiento de agua que te permita retener una cantidad de líquido suficiente para suplir las necesidades del hogar de forma independiente y evitar las molestias durante los cortes programados.

Calcula alrededor de 90 litros de agua al día por persona y así podrás tener idea del tamaño de tanque adecuado. Si se conecta al sistema de tuberías de casa, será imposible notar que han suspendido el servicio.

El tanque de almacenamiento debe ser de algún material duradero y que no altere las cualidades organolépticas del agua, para que puedas usarla dentro de casa. Invierte en un producto de calidad, como los tanques de almacenamiento de Rotoplas. Estos son tanques de polietileno de alta densidad de una sola pieza, que además son muy ligeros y fáciles de instalar. No se oxidan ni se corroen, además de no requerir mantenimiento especial. Están hechos para durar y pueden convertirse en tus aliados en estos momentos en que el agua escasea.

Comentarios