Consejos para el almacenamiento seguro de agua en el hogar

En un mundo donde el agua es un recurso escaso, los tanques tinacos para el almacenamiento de agua agregan un plus a la vida cotidiana en más de un sentido ya que proporcionan un suministro constante de agua, que puede ser crítico durante los cortes de agua. Conoce cómo elegir el tanque tinaco de almacenamiento correcto, de acuerdo con la cantidad de agua que consume cada persona, o según sus necesidades, y por qué la línea de Tinacos Rotoplas es la opción más adecuada.

Beneficios de tener agua almacenada

Los tanques tinacos de almacenamiento de agua son una necesidad básica en los hogares y en el sector rural y comercial. Ofrecen agua para lavar los platos, cocinar, lavar la ropa, para la higiene personal, regar el césped y las plantas, para uso en caso de incendios.

Dependiendo de con quién hables en México, es posible que te digan que el agua del grifo es absolutamente potable o, por el contrario, es posible que te digan que ni siquiera es apta para cepillarte los dientes.

En México, el agua que llega a los hogares es apta para ducharse, lavar los platos. Sin embargo para consumo personal, mayormente se utiliza agua de garrafón o agua purificada mediante un sistema de purificación que se añade al grifo.

Disponer de agua en todo momento también puede ser una osadía. En algunas partes del país los cortes de agua son moneda corriente. Por lo que contar con un tanque de almacenamiento de agua para emergencias, y situaciones imprevistas, brinda mayor comodidad y seguridad a los integrantes de un hogar. Pero ¿qué cantidad de agua es necesaria en una familia?

Determinar la cantidad de agua necesaria que ocupa una familia de 4 integrantes dependerá de las necesidades especiales de cada familia si hay bebés, mascotas o si alguna persona tiene alguna condición médica.

El cálculo de la cantidad de agua por persona y por día es de aproximadamente 136 litros. Para que te hagas una idea: una lavadora consume alrededor de 50 litros por ciclo, una ducha entre 7 y 45 litros por cada  minuto. El WC entre 5 y 9 litros cada descarga.

En el contexto rural…

En el campo disponer de un tanque de almacenamiento de agua es imprescindible. Se necesitan miles de litros para regar el campo y la mayoría de los agricultores esperan hasta que llueva, lo que no es ideal para una cosecha fructífera. Durante los meses más cálidos, los cultivos suelen sufrir sin una hidratación adecuada.

En el contexto rural, también, almacenar agua para emergencias es una forma táctica de estar preparado. Si vives o trabajas en el campo o resides en áreas propensas a incendios forestales, es esencial tener un tanque de almacenamiento de agua. Ofrecen suministro para cuando ocurre un incendio forestal o durante momentos en los que hay agua limitada. Tener esta reserva de agua te ayuda a realizar tus tareas cotidianas, tener agua potable y estar preparado en caso de desastre, especialmente durante los meses más cálidos.

Tipos de recipientes recomendados para el almacenamiento de agua

Una de las claves, para un seguro almacenamiento de agua, es la selección de recipientes adecuados. Algunas características importantes que debe tener este tipo de tanques o tinacos es su material. Deben ser seguros y duraderos. Por seguridad se entienden que deben haber sido fabricados con un material seguro que permita almacenar alimentos. Además deben poder tener hermeticidad en su funcionamiento y sistema de cierre y ser durables; hay productos que duran más de 50 años.

Tinacos Rotoplas

Los Tinacos Rotoplas se caracterizan por ser de la mejor calidad, duraderos; cuentan con garantía de por vida y han sido fabricados en PELBD (polietileno lineal de baja densidad). Vienen en capacidades de 450 a 2500 litros e incluyen filtros Hydronet; que retienen sedimentos y tierra. Además son fabricados con tecnología Expel de capa antibacterial, que evita la reproducción de bacterias.

También te interesa: ¿Todavía tienes tinaco de asbesto? Por qué debes cambiarlo

3 claves a la hora de elegir un tinaco de agua

El primer factor a considerar es la ubicación del tanque de almacenamiento de agua. Siempre se deben consultar los códigos de construcción. Los tanques de agua no deben construirse sobre o inmediatamente adyacentes a una línea de propiedad, por eso es importante verificar los códigos para cada municipio específico.

El segundo factor a considerar es el acceso al sitio del tanque de almacenamiento. Debe ser cómodo y seguro.

Otro punto no menos importante son las distancias entre la ubicación del tanque, el pozo y la casa. Minimiza estas distancias para reducir la cantidad de zanjas, tuberías y conductos eléctricos que sería necesario instalar.

También es fundamental controlar la presión de agua de tu tanque de almacenamiento. El tanque de almacenamiento de agua suele estar ubicado más alto que la casa/jardín/boca de incendios y la elevación/gravedad proporciona la presión.

Otros aspectos son consideraciones de temperatura y exposición a la luz solar. En el caso de los Tinacos Rotoplas llevan una capa protectora UV, que facilita su limpieza y la reproducción de bacterias. Su rendimiento y resistencia se encuentra garantizado gracias a sus materiales residentes y accesorios de excelente calidad.

Además son de fácil acceso y su mantenimiento y limpieza debe realizarse cada 6 meses. Se realiza en poco tiempo y es muy fácil; no es necesario utilizar herramientas sofisticadas.

Comentarios

Escribe un comentario