Conoce los tanques para el almacenamiento de agua de lluvia

Recolectar y almacenar el agua de lluvia es una técnica antigua que implementamos los humanos para garantizar un suministro continuo del vital líquido sin depender de la naturaleza o de otras fuentes. Ante los problemas de distribución de agua que vivimos en el país, sumado a la crisis de escasez de agua que se agrava cada vez más con el calentamiento global, resulta lógico revisitar estas prácticas milenarias para adaptarlas a nuestros tiempos, utilizando materiales y tecnologías para maximizar sus beneficios.

Almacenar el agua de lluvia no sólo es sencillo y eficiente, sino que es sustentable, amable con la naturaleza. Esta práctica resulta una inversión rentable a mediano y largo plazo, ya sea para uso doméstico o en la industria agropecuaria. Pero no hace falta que te quedes en el pasado haciendo este proceso de recolección de lluvia de forma artesanal, pues Rotoplas tiene todo lo que necesitas para la captación pluvial, incluyendo tanques para el almacenamiento de agua de lluvia, la pieza fundamental para que este sistema funcione de forma eficiente.

Captación pluvial: la opción definitiva

En el ambiente rural y urbano es posible aprovechar el agua de lluvia como una fuente extra, que garantizará el acceso al líquido para su uso en riegos, actividades de aseo e incluso para el funcionamiento de sanitarios y otros. Dependiendo del tipo de instalación hecha, es posible utilizarla para el uso doméstico pues el agua de lluvia posee una gran calidad físico química; pero para que esto ocurra es imprescindible contar con un sistema de almacenamiento que garantice su integridad y pureza.

Si estás en un lugar donde la precipitación pluvial es abundante, aún cuando sea sólo en ciertas épocas del año, es posible instalar un sistema de captación que intercepte y recolecte el agua en depósito adecuado para su uso posterior. La infraestructura es bastante simple, de hecho en ámbitos urbanos se emplea el techo de las construcciones para que escurra por un canal dispuesto para esto, con lo que se minimiza la contaminación del agua pero la parte vital de este sistema es una sola: el tanque.

De nada sirve contar con un sistema de captación pluvial eficiente y seguro, si el agua se almacena en un depósito que no cuente con las medidas mínimas de calidad, que se deteriora con facilidad o que expone el agua a diversos contaminantes. Las características del tanque son las que permitirán almacenar y aprovechar el agua de lluvia por mucho más tiempo, por lo que vale la pena invertir en un tanque para el almacenamiento de lluvia Rotoplas, que garantiza su calidad y funcionamiento.

Tanques de almacenamiento de agua de lluvia Rotoplas

Si ya tienes un sistema de captación pluvial, entonces necesitas cuidar el último paso e invertir en el mejor tanque para almacenar el agua de lluvia. De este modo garantizas un suministro de agua más limpia que dure por mucho más tiempo, hasta que la necesites. No te arriesgues y busca un tanque que ofrezca durabilidad, higiene y practicidad, ventajas que te ofrecen los tanques Rotoplas:

Hechos para durar

Los tanques de almacenamiento Rotoplas te permitirán tener acceso a una fuente de agua cercana, justo en el momento y cantidad que requieras. Están fabricados en polietileno de alta densidad, de grado alimenticio, de una sola pieza y 100% virgen. Este material hace una gran diferencia, pues no se oxida, no se corroe. Al no tener juntas ni uniones, no permiten filtraciones, grietas ni escapes. Tienen reforzamiento y una vida útil muy larga. 

Almacena agua de calidad

Al ser elaborados con polietileno de grado alimenticio, no transfieren ningún tipo de color, sabor ni olor al agua. Gracias a su tapa de 18 pulgadas de ajuste perfecto, evitarás el ingreso de contaminantes sólidos del exterior, además de insectos y polvo. Los tanques de almacenamiento de color negro son perfectos para instalarse en el exterior, pues no permiten el paso de rayos UV y se evitará el crecimiento de algas y otros microorganismos que pueden contaminar el agua.

Fácil de instalar y cuidar

El polietileno y su diseño hacen que sea un tanque muy fácil de instalar y transportar, es ligero y sin piezas extra.  No requieren mantenimiento especializado. Al estar elaborado en una sola pieza, sin resquicios ni esquinas, se evita la acumulación bacteriana y de residuos por lo que es mucho más fácil de limpiar.

Los tanques para el almacenamiento de lluvia Rotoplas son justo lo que necesitas. De hecho, puedes conseguirlos en un gran rango de capacidades, entre los 2500 a 25 mil litros. Si se instalará en el interior o bajo techo, puedes adquirir el de color blanco, pero si estará en el exterior, se recomienda adquirir el de color negro. Como sólo se usará para contener agua, con el reforzado estándar será más que suficiente. ¿Quieres dar el paso extra? Puedes acompañar el tanque con el filtro estándar con tecnología Hydro-Net, que retendrá al menos el 99% las partículas de hasta 50 micras, lo que garantizará el agua más cristalina y sin impurezas.

Desde filtros, purificadores hasta bombas hidráulicas, Rotoplas cuenta con una línea completa de accesorios que permitirán que crees un sistema de agua independiente y sostenible para abastecer tu hogar o industria agro, todos compatibles con el tanque de almacenamiento de lluvia. Con nuestros productos podrás aprovechar los recursos de la naturaleza y mejorar tu calidad de vida.

Comentarios