Conoce las regaderas eléctricas de Rotoplas

Con tantas duchas eléctricas disponibles es difícil saber cuál elegir. Descubre las ventajas de las duchas eléctricas, cómo funcionan y qué es lo tienen las regaderas eléctricas de Rotoplas para ser las más eficientes y seguras del mercado.

¿Cómo funciona una regadera eléctrica?

Las regaderas eléctricas son una parte esencial de los hogares modernos y brindan una forma rápida y conveniente de disfrutar de una ducha cálida y refrescante. Estos electrodomésticos tienen la ventaja de ser energéticamente eficientes, ya que calientan el agua bajo demanda, evitando el derroche de energía. Además, las duchas eléctricas ofrecen una fácil instalación y son compatibles con la mayoría de los sistemas de agua domésticos, lo que las convierte en una opción popular.

Al igual que una tetera, en una regadera eléctrica un elemento calefactor eléctrico calienta el agua a medida que fluye a través de la unidad. La temperatura se controla variando la velocidad del flujo a través del tanque del calentador. Cuanto más rápido sea el flujo, menos tiempo tiene para calentarse y viceversa. Los interruptores de seguridad evitan que la temperatura del agua alcance niveles peligrosos en caso de bloqueo o mal funcionamiento.

A la hora de buscar la mejor ducha eléctrica, entran en juego varios factores. Las clasificaciones de kW más altas generalmente se traducen en mejores tasas de flujo y calentamiento más rápido, pero pueden requerir circuitos eléctricos dedicados de alta capacidad. También es importante el control de temperatura y configuraciones de seguridad.

Otro aspecto crucial a considerar es el diseño y la calidad de fabricación de la ducha eléctrica. Los materiales duraderos, los controles fáciles de usar y la compatibilidad con diferentes sistemas de plomería son componentes esenciales.

Además, algunas regaderas eléctricas vienen con configuraciones de ahorro de energía, lo que te ayuda a ahorrar en tus facturas de servicios públicos mientras cuidas el medio ambiente.

Ventajas de una regadera eléctrica

Economía. Las duchas eléctricas son una de las opciones más eficientes energéticamente, ya que solo usan energía y agua mientras te duchas. Además, tienen tuberías más cortas que otros tipos de ducha y no almacenan agua caliente en un tanque, lo que evita que se desperdicie aún más energía.

Agua caliente instantánea. Con una regadera eléctrica, no hay necesidad de esperar a que el agua almacenada se caliente, y no tienes que desperdiciar agua mientras esperas que alcance la temperatura deseada.

Hombre bañandose

Ahorro de energía: las regaderas eléctricas son una de las opciones más económicas para tu hogar, ahorran dinero en tus facturas y desperdician menos energía que otros tipos de duchas.

Agua caliente siempre. Una regadera eléctrica tiene un elemento calefactor incorporado, lo que significa que no se quedará sin agua caliente del sistema principal si alguien abre un grifo en otro lugar de tu hogar. Esto es ideal para propiedades con varios baños o casas familiares ocupadas.

Uso económico del agua. La mayoría de las regaderas eléctricas usan menos de seis litros de agua por minuto, lo que las convierte en una excelente opción para ahorrar agua en el hogar.

Fácil instalación. Para la instalación de una regadera eléctrica solo se necesita un cable y una salida de agua fría. Una ducha eléctrica puede ser una buena opción si tienes una cabina de ducha pequeña o un espacio reducido para bañarte. Son fáciles y convenientes de instalar y relativamente baratas si decides reemplazarlas.

Fácil de reemplazar. Si decides cambiar de regadera eléctrica, se puede hacer sin inconvenientes. En parte porque están ubicadas en la superficie de la pared en lugar de estar ocultas. Una primera instalación probablemente tomará de 2 a 4 horas o un poco más si la accesibilidad no es tan buena. Si tu plomero tiene que ir al desván, asegúrate de que tenga fácil acceso al tanque de agua fría o a la tubería principal.

Instalación y mantenimiento               

Las regaderas eléctricas Rotoplas se pueden instalar fácilmente, pero siempre esa tarea la debe hacer una persona calificada.

Primero, la regadera se debe conectar a un sistema de puesta a tierra. De esa forma, sigues las normas y  tienes garantía de que tendrá un funcionamiento seguro.

Después se debe realizar la conexión de los cables, e instalar la regadera. No olvides dejar correr unos minutos el agua así se llena su cámara de calentamiento. De esta forma, se evita la quema prematura de la resistencia.

Si experimentas poca presión de agua en una ducha eléctrica, esto podría deberse a la acumulación de cal, así que primero intenta limpiar bien el cabezal de la ducha. Sin embargo, siempre se debe consultar a un plomero si aún no está seguro de qué está causando la baja presión.

Las regaderas eléctricas están diseñadas y probadas para garantizar que duren muchos años. Sin embargo, la cal puede disminuir drásticamente la vida útil de una ducha eléctrica, ya que, con el tiempo, puede acumularse en el elemento calefactor. Por eso, siempre se recomienda darle mantenimiento regular.

Ecoducha Regadera eléctrica

Para darle mantenimiento a la regadera, desconecta la energía. Luego limpia el esparcidor. Retíralo,  girando en el sentido contrario a las manecillas del reloj. Con un cepillo de cerdas suaves realiza la limpieza/desobstrucción de los agujeros.

Para limpiar el cuerpo de la regadera usa un paño suave un poco húmedo. Y recuerda: nunca uses productos que sean abrasivos.

Sigue viendo más beneficios de las regaderas eléctricas de Rotoplas:

Cómo funciona una regadera eléctrica y por qué debes de tener una

Comentarios

Escribe un comentario