Conagua advierte sobre falta de agua potable en el Valle de México: solo alcanzará hasta junio 2024

 Justo cuando pensábamos que la peor consecuencia de la crisis climática eran las temperaturas extremas, nos llega esta noticia de la CONAGUA: el Sistema Cutzamala, que surte de agua a la Ciudad de México y Estado de México, está llegando a cuotas críticas por lo que se estima que tiene capacidad de suministrar agua hasta el 26 de Junio de 2024. Antes de que entres en pánico por la falta de agua potable, te contaremos qué sucede y qué puedes hacer para que esto no tenga un impacto tan fuerte en tu día a día, con la ayuda de  los Tinacos Rotoplas.

¿Qué está pasando en el Sistema Cutzamala?

La crisis hídrica por la que atraviesa el Valle de México no es un sorpresa. Desde el año pasado las autoridades han alertado sobre el bajo nivel de las presas. En la actualidad se sabe que apenas se ha llenado el 39.77% de capacidad, el nivel más bajo en los últimos 40 años. Esto se sabe que está ocasionado por las pocas precipitaciones durante la temporada de lluvias. La terrible combinación del fenómeno El Niño con las aguas más cálidas del Océano Pacífico, las oleadas de calor y la caída de las precipitaciones hasta en un 30% se han convertido en la receta perfecta para el desastre.

Según el informe del Sistema Cutzamala, encontramos que la presa Villa Victoria dispone del 30.2% de su capacidad mientra que El bosque tiene un 58% y Valle de Bravo apenas alcanza el 32%. Si bien el Sistema de Aguas de la Ciudad de México SACMEX, Conagua y la Secretaría del Agua del Estado de México están realizando obras de desarrollo y renovación de infraestructuras, además de la reposición y excavación de pozos, esto puede no ser suficiente.

Además se ha tratado de paliar la situación con recortes y racionamiento del suministro, esto no ha hecho mella en la crisis que aqueja al sistema. Esto puede convertirse en un problema muchísimo más grave a mediados de años, por lo que se hace necesario tomar acción y buscar soluciones efectivas, que no sólo tengan un impacto a largo plazo sino que garanticen la calidad de vida. Basta de ser agentes pasivos.

Medidas para cuidar el agua al máximo

Una buena parte de las medidas a implementar para el cuidado máximo de este recurso pasa por el tema gubernamental. Es necesario hacer mantenimiento a redes de distribución y en teoría se está haciendo, además es recomendable que en el ámbito agroindustrial se implementen sistemas de riego mucho más eficientes. Todos tenemos que hacernos responsables de nuestro papel y se hace necesario que como usuarios hace falta hacer conciencia de nuestros hábitos de consumo. Algunas de las medidas que puedes implementar son:

  • Cuidar el sistema hidráulico en casa: Gestiona y repara cada fuga o goteo que pueda haber en tu hogar. No sólo evitas el desperdicio de agua, si no que previenes problemas mayores a largo plazo.
  • Planta especies de la región: Si tienes jardín o te gustan las plantas, lo mejor que puedes hacer es plantar especies locales. Esto hará que los riegos sean más espaciados y las plantas vivirán con el ciclo natural de lluvia de la región.
  • Instalar ahorradores: Puedes usar ahorradores en regaderas, sanitarios y llaves de agua. Esto permite reducir el consumo de agua en casa.
  • Utiliza otros medios de transporte: Si tienes auto, es mejor dejarlo en casa y usar bicicleta, transporte público o simplemente caminar cuando sea posible.
  • Ahorra electricidad: Esta es simple. Aunque no parezca, tiene un impacto en el calentamiento global y el ahorro de agua potable.
  • Cambio hábitos en el uso del agua: Prefiere duchas en vez de baños, cierra el grifo mientras lavas los dientes o cuando te afeites. Usa la lavadora con la carga completa y/o ajusta el ciclo según tamaño de carga de forma adecuada. Usa una cubeta para limpiar el auto o el jardín en vez de la manguera.

Acciones para contar con un almacenamiento eficiente

  • Almacenar el agua en tinacos: Invertir en un Tinaco Rotoplas garantiza que sus tinacos son de excelente calidad, fabricados con polietileno virgen y de una sola pieza, lo que significa que no sólo tendrá una vida útil mucho más larga sino que el agua se mantendrá libre de contaminantes externos y bien conservada por más tiempo. Tener un tanque de almacenamiento en casa te permitirá tener un suministro constante y podrás seguir con tu estilo de vida, aún cuando hayan cortes o racionamiento en el servicio.
  • Monitorear el agua constantemente: Debes estar pendiente del agua, esto hará sencillo establecer patrones de consumo más racionales y evitarás su contaminación y desperdicio. Monitorear el agua también es necesario para entender cómo es el racionamiento en tu zona, cada cuanto se podrá llenar el tinaco y podrás tomar las medidas necesarias para no afectar tu ritmo de vida.
  • Evitar que se contamine: Tener un tinaco de agua es ideal para tener asegurado un suministro constante de agua, pero no sirve de nada si el agua almacenada se contamina y deja de ser apta para el consumo. Lo ideal es contar con un tinaco de calidad, como los tinacos Rotoplas que cuentan con una tapa tipo click que evita el ingreso de residuos o partículas externos. Asimismo, algunos cuentan con un recubrimiento interno que inhibe el crecimiento bacteriano. Si lo combina con un filtro de sedimentos, tienes la dupla perfecta para tener más agua por más tiempo.
  • Evita desperdiciar: Pocas veces somos tan conscientes de nuestros hábitos y la forma en que desperdiciamos agua que cuando disponemos de sólo un tinaco. El tinaco es un suministro finito, por lo que se debe emplear de forma racional, aprovechando cada gota sin desperdiciar.
  • Utiliza sistemas de captación pluvial adicional: ¿Llueve en tu región? Entonces aprovecha ese regalo de la naturaleza para llenar un tanque con agua de lluvia que podrás usar en la tareas domésticas.

Entender que nuestras acciones tienen un impacto directo en el medio ambiente es fundamental para comenzar a crear un impacto a largo plazo. El calentamiento global es un problema global, un monstruo inmenso, pero cada gotita de agua ahorrada cuenta hacia la meta de un futuro más sostenible.