¿Cómo evitar la corrosión en tuberías de agua potable?

¿Cómo evitar la corrosión en tuberías de agua potable?

La corrosión en tuberías de agua potable es uno de los problemas más frecuentes en las tuberías metálicas. El costo global de la corrosión se ha estimado en $ 2.5 billones, por lo que cuando esto sucede, los proyectos se ven forzados a cambiar toda la estructura y por lo tanto retrasar sus tiempo.

Más allá del costo económico, la corrosión puede causar que se desperdicien millones de litros de agua en minutos, pues las tuberías que presentan este problema se llegan a romper o fisurar.

Por otro lado, la corrosión en tuberías de agua potable también puede poner en riesgo la salud de las personas que entran en contacto con el agua, pues se pueden ingerir pequeñas partículas al beberla o pueden quedar sobre la piel al tomar un baño.

Además de todo eso, la corrosión en tuberías es engañosa y difícil de detectar a simple vista, por lo que puede ser muy complicado reparar el daño a tiempo.

¿A qué se debe la corrosión en tuberías de agua potable?

Además de ser la pesadilla de la existencia de muchos instaladores de tuberías, la corrosión se produce simplemente cuando el material de la tubería se descompone debido a su entorno. Probablemente te hayas topado con secciones oxidadas de tuberías u otras piezas de metal. Por lo general, estos puntos se ven carcomidos o desgastados y de un color tipo ocre o café.

Con demasiada frecuencia, crea piezas de metal poco resistentes que podrían ceder sin previo aviso.

¿Qué llega a causar la corrosión?

La causa más simple de corrosión es el contacto continuo. Eso puede ocurrir cuando el metal entra en contacto con todo tipo de cosas, incluido el agua, el oxígeno, la suciedad e incluso, con otro metal. La corrosión es una reacción química que afecta sobre todo, a los metales.

Cualquiera de estos elementos puede desencadenar el problema, pero cada uno inicia la corrosión por diferentes razones. El problema comienza cuando una pieza de metal pierde electrones y se debilita. Se anima a que esos electrones se vayan cuando el metal está en contacto con un electrolito, como el agua, y materiales codiciosos de electrones.

De repente, el metal es vulnerable a otras reacciones químicas destructivas. El resultado puede ser cosas como óxido, grietas y agujeros. Desafortunadamente, hay más malas noticias para las tuberías. La corrosión de la tubería también se perpetúa a sí misma, lo que significa que la corrosión empeora una vez que comienza.

Sin embargo, existen formas de evitar que la corrosión se infiltre en las tuberías o en las superficies que no son las mismas.

¿Cómo evitar que tus tuberías de agua potable se corroan?

La respuesta podría parecer muy simple, en lugar de utilizar tuberías de metal, opta por las que han sido fabricadas con un material más limpio como el PPR. Este, al ser un tipo de plástico, es más resistente al agua y no presenta corrosión ni desgaste con el paso del tiempo.

Conoce el sistema de tuberías Tuboplus de Rotoplas

Esta línea cuenta con una amplia variedad de tuberías y conexiones, todas fabricadas con la más alta tecnología y calidad, en material polipropileno copolímero random exclusivo de PP-R TPSAC100.

Este material se caracteriza por ser más ligero y durable, pero sobre todo porque no se corroe. Además tiene la capacidad de resistir variaciones de temperaturas.

El agua es uno de los principales causantes de corrosión. Esta reacción llega a ocurrir en las tuberías metálicas, de manera más frecuente en las uniones y las conexiones, pues las gotas de agua llegan a filtrarse en las pequeñas ranuras. El sistema de Tuboplus en cambio, se une por medio de la termofusión, que resulta en que las piezas formen una sola. Esto evita que haya espacios, por más pequeños que sean, entre los tubos y sus uniones, evitando que el agua se quede atrapada ahí.

En las tuberías de cobre el nivel de pH del agua puede dañar el revestimiento interno de la tubería. Además de esto, existe la corrosión inducida microbiológicamente que ocurre cuando los metales están expuestos a bacterias corrosivas.

Las tuberías del sistema hídrico de Tuboplus cuentan con una capa interna que además de proteger el revestimiento, inhiben la reproducción de las bacterias, teniendo como resultado agua más limpia.

Otro de los factores que puede llegar a modificar las características de las tuberías es la luz directa del sol. Las tuberías que se esconden entre la estructura de paredes y techos no tienen ningún problema, sin embargo, hay varias tuberías que se instalan por fuera del inmueble, sobre todo en techos y azoteas. Estas pueden tener repercusiones al estar de manera continua expuestos a la luz del sol y al aire libre.

Este último componente también puede causar corrosión en las tuberías metálicas, debido principalmente al oxígeno que se encuentra en el aire. La línea hidráulica Tuboplus de Rotoplas cuenta con una capa externa con protección UV que evita que los rayos del sol la afecten. Debido a esto, cuenta con una vida útil en exteriores de hasta 30 años y en interiores de más de 50 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.