Cómo elegir el tinaco adecuado para tu hogar

¿No sabes cómo elegir el tinaco adecuado para tu hogar? ¿Ya viste un tinaco pero consideras que su tamaño es demasiado grande para tu hogar? Con tantas opciones disponibles, decidir cuál comprar puede resultar complicado. Se deben considerar varias cosas para garantizar que obtengas la mejor inversión. A continuación, descubre qué debes tener en cuenta y por qué los Tinacos de Rotoplas son una gran solución para tu hogar. 

Importancia de elegir el tinaco adecuado para garantizar un suministro de agua óptimo en el hogar

El primer punto que debes tener en cuenta son las necesidades de almacenamiento de agua que tendrás. No es lo mismo elegir un tinaco para una pareja que para una familia numerosa. Por eso es importante determinar  la cantidad de agua requerida según la cantidad de personas que utilizarán el agua y el consumo diario promedio.

Otros factores a estudiar son la disponibilidad de agua y la frecuencia de llenado del tinaco. En algunas zonas el agua es escasa y los cortes del suministro son frecuentes. Por lo que contar con un tinaco de repuesto, en caso de desabastecimiento, es una gran alternativa para que nunca te quedes sin agua. También se pueden emplear para emergencias o son una gran solución si buscas almacenar agua de lluvia.

La capacidad y dimensiones del tinaco son otras características a considerar, ya que aquí entran otros factores como el espacio disponible para la instalación del tinaco, las restricciones de altura y la instalación.

¿Cuánta agua consume una familia de 4 integrantes?

Una familia de cuatro integrantes consume aproximadamente 1,920 litros del líquido al día, según el Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

Por ejemplo, una familia de cuatro personas, que consume diariamente 1,920 litros de agua al día, y vive en una zona en donde los cortes de agua no son frecuentes puede escoger un tinaco de 600 o 750 litros. Pero si la familia es más numerosa o los cortes de agua se realizan de manera corriente, lo más adecuado será decidirse por un tinaco de mayor capacidad que supere los 1000 litros.

Material y calidad del tinaco ¿cual elijo?

Los materiales más comunes utilizados en la fabricación de tinacos son el polietileno y la fibra de vidrio.

Los tinacos de fibra de vidrio aunque son resistentes, son quebradizos y susceptibles a agrietarse, además, se ha encontrado que liberan partículas en el agua después de un tiempo.

El polietileno es un material muy resistente e higiénico. Los tinacos fabricados en ese material, al estar moldeados rotacionalmente, son livianos, y se pueden instalar fácilmente por su ligereza y resistencia.

La flexibilidad asociada al plástico permite diversas formas y estilos. No son corrosivos.

y muchos incluyen inhibidores de rayos UV incorporados en el polietileno, que inhiben el crecimiento de algas y microorganismos.

No sucede lo mismo con los tinacos de fibra de vidrio. Rara vez incluyen revestimiento interno para reducir el crecimiento de algas y su vida es útil es mucho menor, si se la compara con la de un tinaco de polietileno; que en algunos casos, tienen garantía de por vida.

Durabilidad, corrosión y calidad del agua

También se debe prestar atención a los términos de durabilidad, resistencia a la corrosión y calidad del agua almacenada. Si el tinaco es resistente al sol y a la corrosión obtendrás mejores resultados. La calidad del agua no se verá modificada y, con el tiempo, el tinaco no se romperá, ni agrietará.

No hay que olvidar ítems como diseño y accesorios. Que un tinaco cuente con tapa hermética es una buena noticia. Pues servirá para resguardar el líquido de agentes contaminantes. Y si tiene indicadores de nivel de agua obtendrás mayor rendimiento, ya que mejoran la eficiencia del sistema.

Otra característica que deben tener los tinacos son conexiones de entrada y salida: imprescindibles para un funcionamiento eficiente y para un mantenimiento de fácil acceso.

Nunca pasar por alto las características de seguridad, como protección contra rayos UV y refuerzos estructurales. Pues garantizan una mayor vida útil del tinaco. Hacia el exterior aseguran que el tinaco goce de excelente calidad y sea resistente y, hacia el interior, que el agua no se contamine con algas.

Encuentra más ventajas de los tinacos Rotoplas en este artículo: 5 Beneficios de contar con un tinaco de 1100 litros de Rotoplas

Tinacos Rotoplas

Los Tinacos Rotoplas, sin duda, son la mejor elección. Diseñados con PLBD (polietileno lineal de baja densidad) vienen en color beige por fuera y blanco por dentro. Sus capacidades se encuentran entre los 450 L hasta 2 500 L.

Son muy durables. Su garantía es de por vida. Incluyen un poderoso filtro Hydro-Net, para retener sedimentos y tierra, y una capa antibacterial con tecnología Expel. Además tiene una tapa click, de cierre hermético, y sus accesorios duran por más años.

Descubre el innovador Tinaco Plus+ de Rotoplas, que presenta un diseño único y vanguardista, ofreciendo ventajas significativas para ti y tu familia al garantizar la máxima calidad del agua almacenada.

Instalación y mantenimiento del tinaco

Es muy importante que el tinaco Rotoplas sea colocado sobre una base o una superficie plana. Debe estar a 2 metros entre la regadera más alta y la salida del tinaco. La bomba debe funcionar correctamente.

También es aconsejable que el tinaco lleve un mantenimiento regular, es decir: que incluya limpieza y revisión de conexiones. La limpieza es un proceso sencillo que puede hacerse con agua y lejía. Lo adecuado es que esas tareas se realicen dos veces al año. De esa manera, la calidad del agua no se verá comprometida, el tinaco extenderá su vida útil, evitarás derroches de agua innesarios y ahorras en tu recibo de agua.

Comentarios

Escribe un comentario