¿Cómo almacenar agua durante la temporada de lluvias?

Es imprescindible reconocer la necesidad de tomar acciones efectivas y verdaderas en torno a la problemática de la escasez de agua. La ausencia del recurso en los hogares mexicanos es una realidad que se hará aún más grave con el paso del tiempo, no sólo en las zonas rurales o más alejadas sino que es ahora un problema de las grandes ciudades. Un tanque de almacenamiento de agua es una excelente opción para guardar agua, y puede complementar a un sistema captador pluvial Rotoplas para marcar la diferencia después de la temporada de lluvias.

Qué es un sistema de captación pluvial

Un sistema de captación pluvial es una estructura diseñada para recolectar el agua de lluvia que escurre por la azotea de la casa a través de una canaleta. El agua de lluvia será conducida de forma segura e higiénica hasta una cisterna o tanque de almacenamiento de agua dispuesto especialmente para este propósito.

Esta agua es almacenada para luego ser empleada en diversas tareas en el hogar, desde el riego de plantas hasta labores de aseo y limpieza. No se recomienda su uso para el consumo humano, a menos que sea tratada con un purificador. Esto es porque si bien el agua de lluvia es segura y prácticamente estéril, puede contaminarse con elementos tóxicos en el ambiente (sobre todo si estás cerca de fábricas o similares) o incluso al escurrir por las estructuras para ser almacenada.

Beneficios de almacenar agua durante la temporada de lluvia

– Resuelve la necesidad de acceso a una fuente de agua potable en aquellas comunidades en las que no se cuenta con un sistema de distribución confiable.

– Sustentable y ecológico. Aprovecha un recurso natural en su ciclo regular para su uso posterior.

– Los sistemas de captación pluvial Rotoplas no requieren el consumo de ningún tipo de combustible ni energía eléctrica. Esto lo hace sostenible y amigable con tu presupuesto y el ambiente.

– Fácil de instalar y utilizar. Es una tecnología sencilla pero práctica, que no requiere el uso de mano de obra especializada para ser instalada en el punto adecuado.

– Mejora la calidad de vida de los habitantes de ese hogar o espacio, pues permite tener agua en perfectas condiciones sin tener que depender de un servicio irregular.

– Dependiendo de las dimensiones del tanque, es posible ahorrar el consumo de agua en el hogar hasta en un 15%.

Almacenando agua durante la temporada de lluvias

Si bien una forma de recolectar y almacenar agua de lluvia puede ser dejar un tanque abierto en el exterior para que la lluvia lo llene, esto no es conveniente, pues no sólo es más lento e ineficiente, sino que al estar abierto, el agua es vulnerable a la contaminación con hojas, insectos y otros elementos que la haría poco adecuada para su uso. La forma más eficiente de hacer esto es a través de un sistema de captación pluvial, hecho especialmente para esta tarea.

Un sistema de captación pluvial se compone de partes muy sencillas: un kit de canaletas, cisterna pluvial, filtro interno y bomba manual o eléctrica. Este sistema puede ampliar su capacidad de almacenamiento interconectando el sistema con otra cisterna o tanque de almacenamiento. El sistema de canaletas se instala alrededor del techo o superficie de recolección. Estas canaletas se dirigen todas a un punto en el que se unen con las tuberías para pasar primero, por un filtro que retendrá cualquier partícula sólida. Esto es fundamental, pues eliminará las hojas y otros contaminantes sólidos, evitando que ingresen al tanque.

El tanque de almacenamiento de agua es una pieza fundamental del sistema, pues no solo contiene el preciado recurso sino que se encarga de mantenerlo aislado y protegido de cualquier partícula del ambiente, hojas, insectos y otros.

Los tanques de almacenamiento de agua de Rotoplas están elaborados con polietileno de alta densidad en una sola pieza, con lo que no hay riesgo de fisuras ni filtraciones. Su interior de color blanco cuenta con una capa exclusiva con propiedades antibacteriales, que mantendrá el agua más limpia por más tiempo. Pero no es todo, pues en su exterior cuenta con protección UV, así que no sólo no se agrietará ni romperá por la acción del sol, sino que evitará el crecimiento de algas y otros microorganismos que requieren de la luz del sol para reproducirse.

¿Y si estoy en la ciudad?

Se tiene la creencia de que los sistemas de captación pluvial son exclusivos de los espacios rurales, pero Rotoplas ha diseñado un sistema ideal para las zonas urbanas. Gracias a su diseño estilizado y que ocupa poco espacio, la captación y almacenamiento de agua durante la temporada de lluvia puede ser una solución para todas las personas, independientemente de dónde vivan.

El captador pluvial urbano te permitirá reducir el consumo de agua, a la vez que se aprovecha el recurso natural de la lluvia. Sólo necesitas una superficie de escurrimiento o un punto por el cual baje el agua de lluvia y podrás instalar el tanque. Este sistema también es ideal para el uso en pequeñas comunidades, también puede organizarse con los vecinos y crear un sistema de respaldo hídrico en la comunidad.

Almacenar el agua pluvial durante la temporada de lluvias puede convertirse en la solución que les permita mantener la calidad de vida, aún durante esas épocas en las que el agua comienza a escasear. Es una inversión pequeña que incluso podría revalorizar tu propiedad.

Comentarios