6 beneficios de la recolección de agua de lluvia en época de calor

La idea de que el agua potable apta para el consumo humano pueda agotarse es una realidad. La contaminación y el uso indiscriminado de este recurso ha ido terminando con las fuentes naturales de agua disponibles del mundo, que para empezar no han sido tan abundantes.

Sumado a esta problemática, tenemos que la sequía, producida por el cambio climático causado por el calentamiento global, empeora las épocas de calor. Las plantas de los jardines y áreas verdes mueren, mientras que el suministro de agua se hace menos constante para algunas regiones más remotas. La solución puede ser la recolección de agua de lluvia.

Usando un sistema de captación pluvial es posible conseguir un suministro extra de agua, que además resulta imprescindible en zonas rurales o de difícil acceso, en las que el servicio de agua a través de la red de acueductos municipales es poco confiable o inexistente.

Reutilizar el agua de lluvia es una opción sustentable, económica y que representa un montón de beneficios inmediatos que tendrán un impacto directo y positivo en tu calidad de vida. Si tienes problemas con el suministro de agua no tendrás problemas en imaginar el impacto positivo que tendría contar con el servicio de agua todo el tiempo pero si te quedan dudas, debes conocer estos 6 beneficios de la recolección del agua de lluvia.

6 Beneficios de recolectar agua de lluvia

1.  Es sustentable

Cuando afirmamos que recolectar agua de lluvia es sustentable, estamos haciendo referencia a que esta es una verdadera solución al problema del desabastecimiento de agua, en la medida en que es capaz de satisfacer los requerimientos o necesidades particulares del hogar en el momento presente, pero que la implementación de este sistema también permanecerá para las generaciones futuras.

Asimismo, lo más importante es que con un sistema para recolectar y almacenar el agua de lluvia se logra satisfacer una necesidad primordial sin comprometer el medio ambiente, la economía, la comunidad o el espacio donde se instala. Los sistemas de recolección pluvial se caracterizan precisamente porque logran alcanzar sus objetivos administrando muy bien estos recursos, respetando la naturaleza.

2. El agua es de gran calidad

El agua de lluvia es de alta calidad físico-química. No tiene residuos de químicos como cloro ni de cal, aunque no se recomienda su consumo directo. Puedes usarla para regar plantas, porque al no tener residuos minerales o cloro es fantástica para su cuidado. También puedes usarla para lavar ropa, y en las actividades de limpieza del hogar y más.

Si se va a usar para el consumo humano debe pasar por algún proceso de purificación, pues existe la posibilidad de que el agua de lluvia se contamine por acción de la polución ambiental causada por la industrialización, la densidad poblacional y hasta los gases liberados por el combustible de los automóviles. De todas formas, el agua de lluvia requiere menos procesamiento que otro tipo de aguas y es muy segura para su uso doméstico.

3. Podrás regar plantas en época de sequía

Uno de los efectos más devastadores del calentamiento global es que las temperaturas han aumentado, haciendo que los veranos o épocas de calor y sequía sean más prolongadas y extremas. En muchísimos lugares las temperaturas promedios de estas épocas del año se han visto alteradas, y con ello sufren las plantas y otros seres vivos, que no están acostumbrados a estas condiciones medioambientales tan rudas y terminan muriendo.

plantas

Esto se traduce en que deberás regar las plantas con un poco más de frecuencia que la acostumbrada si deseas que sobrevivan a esta temporada seca, lo que representa un gasto importante para poder mantenerlas vivas. Si utilizas el sistema de captación pluvial podrás almacenar suficiente agua durante la época de lluvias para hacer frente a las sequías propias de la época más calurosa del año. Ni tú ni tus plantas sufrirán bajo el sol inclemente y no te costará dinero extra.

4. Tienes un sistema independiente

Es muy difícil y engorroso depender de las veleidades de un sistema de acueductos que no es confiable o, peor aún, tener que contratar camiones cisterna que surtan el área donde vives y estar sujeto a la disponibilidad del servicio además de tener que pagar un montón de dinero.

Olvídate de tener que esperar por otras personas, preocuparte si tendrás agua suficiente para enfrentar la época de calor; con el sistema de captación pluvial podrás resolver el problema del abastecimiento del agua en tu hogar de forma permanente pues te permitirá reutilizar el agua de lluvia y almacenarla hasta que la necesites.

5. Baja inversión de larga duración

Los sistemas de captación pluvial requieren una inversión inicial bastante discreta, aún si se tienen en cuenta los gastos de instalación, pero está hecho para durar durante varias generaciones pues se elabora con materiales de calidad. Como no tiene elementos electrónicos, su instalación y mantenimiento es bastante sencillo. Además, no consume electricidad ni ningún otro tipo de combustible. Esto es de verdad sostenible, sustentable y amable con el medio ambiente.

6. Reduce inundaciones y erosión

El calentamiento global también ha afectado las temporadas de lluvias, haciendo que las precipitaciones se hagan más frecuentes y densas en momentos menos esperados, lo que causa erosión e inundaciones.

Cuando tienes un sistema de captación pluvial, el agua de lluvia se canaliza hacia un tanque de almacenamiento, en donde podrá mantenerse potable por muchos meses.

El captar y almacenar ese excedente de agua de lluvia evitará que llegue al suelo, arrastrando la poca vegetación, llegando incluso a causar inundaciones además de contaminar las aguas superficiales, pues este exceso de agua arrastrará consigo pesticidas, fertilizantes y otros químicos hacia las fuentes de agua superficiales más cercanas.

Comentarios