3 desventajas de la cisterna de concreto

Contar con un sistema de almacenamiento de agua potable es una necesidad real, sobre todo si estás en la CDMX o en cualquier otra zona aquejada por la distribución irregular de agua potable. Este recurso no es sustituible y se requiere para todos y cada uno de los aspectos de la vida, a nivel cotidiano y personal, pero también en la industria agropecuaria y manufacturera. La única forma de garantizar un suministro adecuado es a través del uso de tanques y cisternas.

¿Cuál es la importancia del agua en nuestras vidas y cómo preservarla mejor?

Hace unos cuantos años las cisternas de concreto eran la norma, pero en la actualidad el desarrollo de diversos materiales y tecnologías nos han ofrecido las cisternas prefabricadas de polietileno como una alternativa superior a otros materiales como el concreto y el cemento. Si aún queda alguna duda en cuanto el performance o la durabilidad de nuestras cisternas, hoy exponemos algunas de las desventajas de la cisterna de concreto frente a las nuevas soluciones de Rotoplas.

Problemas de la cisterna de concreto

– Tiempo de construcción prolongado y costos elevados

El material principal, el concreto, no es costoso; pero a los materiales se debe sumar el costo de planeación, construcción y obras. Para la construcción de una cisterna de concreto se debe planificar una obra bien extensa, que requiere una buena cantidad de personal especializado en este tipo de construcciones, materiales de calidad, sistemas de bombeo, excavación y más. Si se escatima en materiales o si se contrata mano de obra sin experiencia, se corre el riesgo de sufrir de escapes y goteos que podrían arruinar por completo las bases o cimientos de las edificaciones cercanas.

Además del elevado costo de la planeación y ejecución de la obra, las cisternas de concreto requieren bastante tiempo para su construcción y uso. No son una solución rápida y fácil, deben ser bien planeadas, construidas y se debe esperar a que todos los materiales sequen y pueda llenarse para ser usada.

– Contaminación del agua

El concreto es un material que contiene diversos minerales e ingredientes que le otorgan dureza y sus características físicas; pero estos componentes a largo plazo tienden a reaccionar con el agua que almacena, sobre todo si esta tiene un PH un poco más ácido de lo normal. El PH del agua hará que se libere calcio y otros minerales en el agua. Esto hará que el agua se torne más dura y genere depósitos calcáreos que dañan los electrodomésticos y tuberías, además de tener un sabor extraño.

Por otra parte, los tanques de concreto no cierran de forma hermética así que siempre hay contaminación del exterior e incluso la probabilidad de desarrollar moho en el interior. Esto hará que el agua almacenada de este modo no sea segura para el consumo humano.

– Mantenimiento complicado y costoso

Con el paso del tiempo, las cisternas de concreto tienden a ceder, por los movimientos naturales de la tierra; que causan fisuras y grietas en un material que es duro y poco flexible. Reparar este tipo de daños es bien complicado y costoso, porque hay que vaciar toda la cisterna y esperar que sequen las reparaciones, dejándola fuera de servicio. Por otra parte, los sistemas de tuberías y conexiones suelen quedar dentro de la loza de concreto, por lo que si hay alguna falla, resulta bien engorroso cambiarlas. Y ni hablar de la limpieza de las cisternas de concreto, porque al no estar sellados de forma hermética, desarrollan algas, musgos, moho y un montón de microorganismos que alteran la pureza del agua. SI tu prioridad es almacenar agua potable de calidad, apta para el consumo humano y que se conserve por más tiempo, las cisternas de concreto no son una buena opción.

Cisternas Rotoplas: la verdadera solución

Hechas para durar toda la vida

Las cisternas Rotoplas son sistemas de almacenamiento de agua prefabricados. Están elaboradas en polipropileno lineal de alta densidad de una sola pieza. Esto garantiza su durabilidad y resistencia, con el gran beneficio de que cuentan con una garantía de por vida contra fisuras.

Accesorios de calidad

Las cisternas Rotoplas incluyen accesorios, desde la válvula de llenado, un electro nivel hasta una bomba centrífuga y un filtro. El filtro Hydro-Net, que captura todos los sedimentos y le permite tener agua más limpia y transparente. Todos los accesorios tienen garantía de 5 años, mientras que la bomba centrífuga tiene una garantía de 2 años.

Agua de calidad

El interior de las cisternas Rotoplas cuenta con una capa antibacterial, de tecnología exclusiva Expel que inhibe la reproducción bacteriana. Además tiene una tapa Click de cierre perfecto, que evita el ingreso de contaminantes externos. Al estar fabricada en una sola pieza, no tiene resquicios ni espacios donde puedan asentarse sedimentos y bacterias, por lo que se facilita su limpieza y mantenimiento.

Inicia el año con tu tinaco y cisterna limpios. 5 Tips_Mesa de trabajo 1

Fácil de instalar

Gracias a su exclusivo diseño, las cisternas Rotoplas son más fáciles de instalar pues requieren una profundidad de excavación menor. Además, son ligeras y no requieren herramientas especializadas para hacerlo. Si se requiere, pueden ser instaladas en el exterior, pues tienen una capa de protección UV que la hace resistente a los rayos del sol, por lo que no se agrietará con los cambios medioambientales. Las cisternas Rotoplas representan un paso hacia el futuro, pues ofrecen una solución real a una problemática cada vez más extendida. Ya no hace falta perder tiempo y dinero con planeaciones y obras costosas, es mucho más simple e inteligente invertir en una cisterna con una vida útil más prolongada, fácil de instalar y con un costo más sensato. Evita complicaciones y elige Rotoplas.

Comentarios