¿Sabes qué implica la instalación de un tinaco?

Tener agua limpia en los hogares es algo que damos por hecho hoy en día, sin embargo, no siempre ha sido fácil tenerla a la mano. Contenedores como cisternas han sido encontradas en construcciones tan antiguas como las del Imperio Romano. Incluso en India ya se usaban métodos para recolectar el agua de la lluvia en la tierra, diferenciando estos contenedores de los pozos.

Los tinacos llegaron después, en un principio, con el fin de almacenarla lejos de animales salvajes o ladrones en pueblos remotos donde no siempre se garantizaba la entrega de agua. Hoy en día, ya podemos encontrarlos en cualquier techo, manteniendo su objetivo de almacenar agua, sobre todo en las grandes ciudades donde igualmente es difícil hacer llegar el agua. La tecnología nos ha brindado la posibilidad de tener materiales resistentes a las temperaturas y climas extremos que nos garantizan agua limpia y pura en casa. Ya lo damos por hecho, pero, ¿sabes qué implica la instalación de tinaco?

Tanto las cisternas como los tinacos, son contenedores de agua, la diferencia entre ambos contenedores es realmente su ubicación. La cisterna se encuentra bajo tierra, mientras que el tinaco, sobre el techo.

El tinaco debe instalarse con una base de entre 1 y 1.5 metros de altura. No debe superarla, ya que el agua podría tener problemas para subir hasta este. La base debe ser de concreto, aunque también es posible usar los laterales de concreto o ladrillos y una base proporcionada por el fabricante. Por seguridad no debe hacerse de madera u otro material, ya que podría caerse.

En cuanto a los materiales necesarios para la instalación, es importante consultar el instructivo o manual de cada marca en particular, sin embargo, los más comunes son: un bote de pegamento con esponja incluida, una llave stillson o una llave inglesa, cinta aislante o teflón, uniones y codos de tubos, así como tubos.

Instalación de tinaco Rotoplas

Se comienza instalando las tuberías que llevan agua al tinaco. El agua llega al tanque por un tubo de media pulgada. Para los tubos de agua limpia, se debe utilizar tubería de buena calidad que soporte el clima exterior, como tubería de cobre o de polipropileno para agua y exteriores —lo más recomendable debido a sus ventajas es el Tuboplus— pero no de pvc común, ya que no soporta altas temperaturas y se deteriora al estar expuesto al sol.

Por medio de uniones se conectan los tubos a la parte alta del tinaco en donde se coloca una llave de paso, unida a un filtro que es un primer paso en el proceso de filtración del agua en casa. Filtra algunas impurezas y minerales como arena, tierra y otros sedimentos. Se recomienda cambiar cada seis meses, aunque depende de la calidad de agua de la localidad.

Plomeros a domicilio: Conoce Plomerísimo de Rotoplas

Se continua el tubo hasta la entrada del tanque, donde viene previamente instalado un orificio especial para la válvula de entrada del agua que se utiliza para su llenado. Se introduce en el orificio y se enrosca. El tamaño de la válvula puede ser de media pulgada o de tres cuartos de pulgada. Esta válvula se une al flotador que debe calibrarse a cuarenta y cinco grados. Tendrá la función de detener el llenado del agua cuando sea necesario.    

Continuamos con la instalación de la válvula inferior, que se utiliza para la salida del agua. Es un conector múltiple que por lo general tiene tres salidas, una salida superior, una salida inferior y una salida lateral, y simplemente se enrosca en la parte inferior del tanque, en un orificio que ya viene instalado. La salida superior tiene como utilidad sacar el aire que se genera en el tanque, por lo que se le conecta un tubo que sube hasta sobresalir la altura misma del tinaco, ayudando a sacar cualquier tipo de aire, gas o burbuja que se acumule en el tanque. La salida lateral, puede tener una rosca de media pulgada o de tres cuartos de pulgada y se puede usar según se requiera (sacar más o menos agua).

Esta salida es para llevar el agua limpia al resto de la casa. La salida inferior se utiliza para limpiar el tanque. Para hacerlo, se cierra la llave que se encuentra posterior al paso del agua de la salida lateral, y se abre una que se instala en esta salida inferior para sacar el agua por otro tubo y no hacia donde se requiere agua limpia.

Finalmente, se instalan los tubos para el desagüe, un paso muy importante para la instalación de un tinaco, aunque debemos considerar que no todos los tinacos tienen esta función. Solamente para este caso, se pueden utilizar tubos de pvc comunes y económicos, aunque se debe tomar en cuenta que pueden deteriorarse más rápido. Se instalan en la parte superior del tanque, en el lado contrario de donde se encuentra el filtro.

En un tubo de dos pulgadas, conectado al orificio del tanque, se coloca una unión tipo T, usando una campana con salida de aire en la parte superior, que tendrá la función de liberar aire cuando el tanque se esté llenando. En la parte de abajo, continuando con un tubo de dos pulgadas, se coloca una trampa —no es más que la unión de tres codos girando noventa grados cada uno— terminando en otra unión tipo T, con nuevamente una campana en la parte superior y continuando la tubería en la parte inferior. La trampa y esta segunda campana evitan que los olores pasen al agua. La trampa los detiene del paso mientras que la campana funciona como escape de los mismos y de la presión de aire en la tubería. El tubo de la parte inferior se debe unir a la tubería de desagüe principal.

Plomerisimo.com, tu aliado para la instalación de tu tinaco

Aunque resulta una tarea poco complicada, es recomendable solicitar el apoyo de un experto como es el caso del servicio de Rotoplas, plomerisimo.com. Es verdad que son pocos pasos y muy sencillos, sin embargo, siempre podemos contar con apoyo de expertos que pueden garantizar la seguridad de la limpieza e instalación de un tinaco. El servicio de plomerisimo.com también incluye limpieza de tinacos y cisternas, al alcance de un clic.

Comentarios