¿Sabes qué es la huella hídrica?

¿Sabes qué es la huella hídrica?

La huella hídrica es el indicador que se utiliza para saber cuánta agua usamos en nuestra vida cotidiana. Principalmente se empezó a medir para saber cuánta agua se utilizaba en la elaboración de productos o en servicios hechos por una empresa, sin embargo, cada vez es más común que las personas, a nivel individual, se preocupen por cuidar el agua y quieran conocer cuál es su huella hídrica. Saber qué impacto estás causando en el medio ambiente te puede ayudar a ahorrar dinero y a aprender a aprovechar el agua de mejor manera, pero también a dejar un planeta mejor para las futuras generaciones.

Agua

La huella hídrica toma en consideración la cantidad de agua consumida, evaporada o contaminada durante su uso. Está compuesta por tres categorías de agua que se definen dependiendo del uso que se le da y de dónde proviene. Estas son:

  • Agua azul: es el agua que se adquiere directamente de fuentes naturales como los lagos, ríos, manantiales, etcétera.
  • Agua verde: es el agua que se reutiliza desde diferentes fuentes naturales al cambiar su estado, por ejemplo, la lluvia, la nieve o el agua de deshielo.
  • Agua gris: es el agua que se contamina durante los procesos y que regresa a la naturaleza.

¿Cuál es la huella hídrica en un hogar?

Según el Consejo Consultivo del Agua en México, una persona utiliza alrededor de 190 litros de agua diariamente. Si multiplicas eso por la cantidad de miembros en una familia, el número puede resultar sorprendente. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, este número debería de reducirse por lo menos a la mitad, ya que entre 50 y 100 litros son suficientes para satisfacer las necesidades de una persona.

Agua limpia

En el día a día es difícil darse cuenta de la huella hídrica que estamos dejando pues pocas veces nos paramos a pensar en la cantidad de este recurso que se requiere para cada una de las actividades. Por ejemplo, solamente llenar tu tina de agua para darte un baño requiere de 135 litros de agua, por lo que si se hace regularmente, ahí ya se sobrepasó la cuota. Por otro lado, las regaderas en promedio utilizan 9 litros de agua por minuto, lo cual aunque representa una inversión menor, si se toma en cuenta que una persona puede tardar más de 10 minutos en darse un baño, la suma llega a dar 90 litros de agua. Otras actividades como lavarse los dientes, las manos o afeitarse, utilizan 4 litros de agua por minuto.

En la cocina, la huella hídrica también se va sumando pues una lavavajillas utiliza alrededor de 75 litros por carga, esto dependiendo de la eficiencia de la misma. Mientras que lavar los platos a mano utiliza 15 litros de agua por minuto. Tu huella hídrica no solamente se mide con estas actividades, lo que comemos y compramos también tiene un impacto en esto. Algunos alimentos utilizan más agua durante su proceso que otros, por ejemplo, los alimentos procesados tienen una huella hídrica mayor ya que además de utilizar agua durante su fabricación, también la usan para producir los empaques. Mientras más natural sea un producto, menor es su huella hídrica, por ejemplo, una fruta solamente utiliza agua de riego, por lo que su huella hídrica llega a ser muy baja. Mientras que un kilo de carne, puede llegar a utilizar hasta 15 mil litros de agua por kilogramo, ya que se cuenta desde el agua que toma la vaca, hasta toda aquella que se utiliza para limpiar los instrumentos en donde se prepara y la que se utiliza en el combustible para transportarla de un lugar a los supermercados.

Calcula tu huella hídrica

¿Cómo puedo disminuir mi huella hídrica?

Todas las actividades que realizamos tienen un impacto ambiental, por ello es necesario ser más consientes en nuestras elecciones de todos los días. Si todos los días te trasladas al trabajo, elige transportes más ecológicos como la bicicleta o caminar, esto estará ahorrando el agua que se utiliza en el proceso de los combustibles, además lavar un coche utiliza 8 litros de agua por minuto si se hace con manguera.

Elegir tus alimentos en mercados locales también representa una disminución de tu huella hídrica, ya que se necesita menos combustible para su transporte, además es más probable que sus cultivos utilicen condiciones más naturales. Lo mismo pasa cuando eliges productos de temporada, ya que estos son más fáciles de conseguir de manera local y no se necesita de grandes procesos industriales para llevarlos hasta los supermercados.

En casa, hay muchas acciones que se pueden realizar para cuidar el agua, desde utilizar un vaso para lavarse los dientes, hasta comprar electrodomésticos que sean eficientes en el manejo de los recursos. De igual manera, puedes hacer más eficiente el uso del agua en tu hogar al instalar bombas, válvulas, grifos y sistemas de recolección de agua pluvial. Recuerda que también la energía tiene un impacto ambiental y aumenta la huella hídrica, por lo que dejar las luces prendidas o aparatos conectados a la electricidad cuando no se están utilizando también es perjudicial para el medio ambiente.

Al seguir estos consejos y al poner en práctica acciones concretas para cuidar el agua, podrás reducir tu huella hídrica y aprovechar al máximo este recurso. Si quieres aprender más, no te pierdas nuestros siguientes artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.