Impulsor de bronce: conoce la ventaja de las bombas Rotoplas

Como profesionales de las instalaciones hidráulicas, hay cosas que se dan por sentado. Se conoce que ciertas marcas o materiales pueden tener una calidad superior y por eso se recomiendan a los clientes; pero no son pocas las veces en las que se encuentran dos equipos que al parecer tienen las mismas características y precios diferentes. En ese caso ¿cuál se debe elegir? ¿qué criterios se deben tener en cuenta? Para ofrecerte la solución al dilema, se explica cómo trabajan las bombas, por qué debes prestar atención al impulsor y por qué debes preferir las bombas Rotoplas.

Qué son y cómo funcionan las bombas centrífugas

Las bombas centrífugas son una maquinaria que se emplea para transferir líquidos. Estas bombas se encargan de aumentar la velocidad del fluido, haciendo que se desplacen por largas distancias. Es decir, se emplean para trasladar con mayor presión y potencia, un líquido de un punto a otro. Tienen una aplicación bien amplia a nivel industrial y doméstico, porque a pesar de su tamaño más bien compacto, pueden mover grandes masas de líquidos. Por esta razón se emplean en la industria química, automotriz, cosmética y hasta alimentaria; pero en donde más se emplean es en los componentes hídricos, comerciales o domiciliarios.

El funcionamiento de las bombas centrífugas es más o menos el mismo, a pesar de que pueden tener diferentes estructuras. La bomba se encarga de transmitir energía al agua por medio de la fuerza centrífuga, lo que crea un aumento de presión y la impulsa en otro sentido. Las bombas centrífugas se componen de un impulsor, que es una pieza que gira dentro de una carcasa. Esta pieza tiene palas que al girar transmiten energía al líquido que debe bombear. La carcasa tiene una boquilla de succión y otra de descarga.

El agua entra de forma continua por la boquilla de succión hasta el centro del impulsor, que transmite una corriente de energía cinética, es decir que agita el líquido y aumenta su velocidad. Dentro de la carcasa de la bomba el agua ralentiza ese movimiento, pero gracias a su estructura interna es capaz de convertir esa energía cinética en energía de presión. Por esta razón el agua sale con más presión por la boquilla de descarga y puede recorrer el tramo de tubería con velocidad y fuerza para llegar a donde se le requiera.

Los impulsores: el corazón de las bombas

El impulsor es un disco que se encuentra dentro de la carcasa de las bombas hidráulicas y aunque suene exagerado, son el corazón de esta maquinaria. Suelen estar hechos de algún metal y tienen unas aletas, conocidas como álabes, que al girar son las que imprimen energía al fluido que se está bombeando. El impulso acelera el líquido radialmente desde el centro de rotación hacia afuera.

La velocidad y la presión que alcanza la bomba está dada por el impulsor. Por esto es que se considera que la eficiencia de la bomba está determinada por esta pieza. De hecho, las paletas o álabes del impulsor pueden tener un diseño distinto para poder cumplir con las condiciones de flujo; pues según su diseño podrán optimizar el flujo, minimizar la turbulencia y maximizar la eficiencia.

Los impulsores se elaboran con diferentes metales. Esto puede tener un impacto directo en su eficiencia, pero sobre todo en su durabilidad. Presta atención a los materiales en los que está elaborada la bomba, incluyendo el impulsor, pues de todo esto dependerá el desempeño y su tiempo de vida. Recuerda que esta maquinaria estará trabajando por periodos prolongados y debería estar hecha para durar.

Por qué debes elegir las Bombas Rotoplas 

Las bombas centrifugas son piezas de maquinaria destinadas a un trabajo prácticamente continuo, por lo que es imprescindible encontrar aquellas que estén elaboradas en los materiales de más alta calidad, pues esto se traducirá en un mejor rendimiento. Una bomba centrífuga duradera es una inversión bien hecha. Las bombas Rotoplas cumplen con todos los requisitos para ser consideradas unas de las mejores en su tipo. No sólo porque cuentan con el respaldo de Rotoplas, sino porque se han cuidado todos los detalles. Algunos de sus beneficios son:

Fácil de instalar y operar. Son amigables para el instalador, su diseño es muy intuitivo y sencillo.

Son silenciosas. Olvídate de sentir que toda la edificación se estremece cada vez que se enciende la bomba. Las bombas Rotoplas operan casi en silencio.

Sellado perfecto. Lo sellos mecánicos de esta bomba son de alta duración, hechos en carbón cerámica/buna.

Bajo consumo eléctrico, gracias a su motor con bobina de cobre de alta eficiencia.

– Exterior resistente a la intemperie. Su recubrimiento con pintura horneada le ofrece protección a las inclemencias climatológicas.

– Impulsor de bronce. Este material lo hace más duradero y eficiente. La mayoría de las bombas del mercado han abaratado sus costos usando simple acero, pero en Rotoplas usamos el mejor material para ofrecer un equipo fuera de serie.

– Materiales de calidad. El cuerpo de la bomba y su soporte son de hierro gris, para otorgarle robustez y durabilidad, mientras que el eje del rotor es de acero. La bobina del motor en cobre y el impulsor de bronce son a combinación perfecta entre eficiencia, fuerza y desempeño.

– Variedad para elegir. Hay una bomba para cada necesidad, Escoge la bomba con la potencia adecuada para tu proyecto.

– Garantía Rotoplas. Confiamos en lo que hacemos, por lo que te ofrecemos una garantía de 2 años contra defectos de fabricación.

Comentarios