Día de la Tierra: los retos en agua limpia y saneamiento

El Día Mundial de la Tierra es celebrado cada 22 de abril. Lejos de ser un día para celebrar, es un espacio para traer a la luz todas las formas en que la actividad humana afecta el equilibrio natural de nuestro planeta. Fue iniciado por el senador norteamericano Gaylord Nelson, quien quiso crear un espacio en el que las personas entendiéramos nuestro rol en la conservación ambiental.

Día de la Tierra

Cada año se trata un tema en particular, resumido en un lema. El del año 2022 fue “Invertir en nuestro planeta”, entendiendo que cuando creamos un futuro más eco-consciente, estamos creando espacio para la prosperidad. Aquí el énfasis se pone directamente en la forma de consumo, en la manera en que nuestra constante exigencia de bienes y productos afecta la producción, y que si bien esto puede considerare parte del problema también es la forma en que podríamos ejercer presión ante las grandes corporaciones.

Al considerar todas estas problemáticas y los posibles focos de acción para lograr algún cambio, es imposible pasar por alto el aspecto del agua limpia y el saneamiento, pues es uno de los recursos más afectados por las prácticas de producción y manufactura masivas. Es imposible ignorar lo que significa esto: acceso precario a fuentes de agua potable, agua contaminada que enferma a la población y con ello, el crecimiento de la desigualdad y la pobreza.

Los retos actuales: agua limpia y saneamiento

Una buena parte de los recursos y esfuerzos deberían ir orientados hacia el cuidado, conservación y saneamiento del agua. Este es un recurso limitado, imprescindible para cualquier forma de vida en la tierra y al que cada vez hay menos acceso justo. Esto no es un problema aislado de comunidades rurales o alejadas, en la actualidad grandes urbes como la Ciudad de México están viviendo en carne propia lo que significa la escasez de agua, mientras que en ciudades de Norteamérica hay verdaderas crisis relacionadas al acceso a este recurso, como el caso de Flint en el estado de Michigan.

La crisis de agua de Flint es el ejemplo claro de lo que sucede cuando no hay planeación, educación ni prevención en relación al tema del agua. La contaminación de sus acuíferos por plomo, causada en parte por el uso de tuberías antiguas que nunca se reemplazaron, sumada a la ausencia de plantas de tratamiento adecuada, han desencadenado en una crisis de agua. El resultado de esto es lamentable: cientos de personas gravemente enfermas, muerte, enfermedades que han afectado a todo el estado, además de una ciudad empobrecida que no puede utilizar el agua que sale de sus tuberías.

El acceso al agua potable es uno de los indicadores principales de calidad de vida. Parece un poco complicado encontrar la relación entre el agua y las oportunidades de vida, pero es más sencillo de lo que crees: un grupo familiar en el que se tenga que viajar cierta distancia para poder acceder al agua potable para el aseo, consumo y preparación de alimentos, no tendrá tiempo para dedicarse a trabajar o estudiar. Asimismo, si las fuentes de agua están contaminadas y no hay forma de purificarla, entonces hay una alta probabilidad de adquirir enfermedades debilitantes.

reducir el uso de plástico

La falta de agua potable para todas las personas debería ser una prioridad, pero junto a esto resulta imperativo invertir en sistemas de tratamiento de aguas servidas; pues la ausencia de esto sólo contaminará el agua de las fuentes naturales y profundizará el problema.

Qué podemos hacer para ayudar

El llamado de los organizadores del Día de la Tierra es a actuar, innovar e implementar. Aquí el objetivo es encontrar verdaderas solucione, orientadas a cuidar y proteger el medio ambiente, creando e implementando nuevas estrategias para el manejo de los recursos, para producir bienes y para mejorar los patrones de consumo. Todos, desde la empresa más grande y poderosa, hasta el ciudadano común tenemos esta responsabilidad.

Existen muchas formas de involucrarse en este movimiento, sobre todo a nivel divulgativo y en cuanto a patrones de consumo; pero el paso más importante es entender que tenemos el poder para hacer cambios reales. Si bien es cierto que las grandes empresas son las primeras responsables del desastre ecológico que estamos viviendo, cualquier esfuerzo personal es importante.

Rotoplas tiene como compromiso la innovación en servicio de la calidad de vida, por lo que ha creado sistemas exclusivos que te permitirán implementar soluciones efectivas. ¿No hay acceso al sistema de tratamiento de aguas servidas de tu localidad? Entonces podrás hacer uso del biodigestor Rotoplas. Este equipo totalmente independiente, sustentable y eficiente, podrá hacer un tratamiento primario a las aguas servidas que se producen en casa.

¿El servicio de agua es intermitente y poco confiable? Entonces necesitas uno de los tanques de almacenamiento Rotoplas, que te permitirán almacenar agua potable en casa, para prepararte para esos momentos de contingencia. Elaborado en materiales con tecnología exclusiva, mantendrán el agua apta para el uso humano. Los tanques Rotoplas cuentan con protección UV además de una caá onterna que inhibe el crecimiento bacteriano.  Si lo que necesitas es agua pura para tu consumo y el de tu familia, el purificador Rotoplas será el que te permita proporcionarle el agua más cristalina, refrescante y pura.

Si bien lo ideal sería que los entes gubernamentales asumieran la responsabilidad de crear plantas de tratamiento o sistemas de acceso al agua potable seguros, esto no siempre es posible. Frente a esta realidad, no queda otra opción que convertirnos en parte de la solución aún cuando sea sólo a nivel personal o local. Rotoplas es tu aliado en la conservación de nuestra madre tierra.

Comentarios