Cutzamala registra una reducción del 39.8%, ¿cuáles son las causas y efectos de esta crisis de agua?

La escasez del agua en la Ciudad de México (CDMX) no es una problemática nueva. Sin embargo, en las últimas semanas se ha profundizado; el Sistema Cutzamala que abastece a un sector de la zona Metropolitana del Valle de México ha tenido un decremento histórico en sus niveles: se ubica en el 39.8% su capacidad lo que ha generado graves cortes de aguas en CDMX.

Escasez de Agua en la CDMX

La falta de agua en la zona Metropolitana del Valle de México no es una problemática nueva y en los últimos años se ha acrecentado. La disminución de las precipitaciones y la alta demanda, debido a un aumento del consumo por el gran crecimiento demográfico ha profundizado una situación que lleva décadas.

En los últimos meses y sin precedentes, las presas que alimentan al Sistema Cutzamala (Valle de Bravo, El Bosque y Villa Victoria), han sufrido un decremento en sus niveles registrando un descenso histórico lo que ha impactado directamente en el almacenamiento de agua del sistema. De acuerdo a datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) el nivel del Cutzamala durante el mes de enero se redujo al 39.8%. El año pasado para el mes de febrero el sistema presentaba un 76.8%.

¿Por qué es importante el Sistema Cutzamala? El 23.7% del agua potable, que consume la Ciudad de México (alcaldías del norte y poniente, y municipios conurbados), proviene del Sistema Cutzamala.

Alcaldías como Tlalpan, Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuajimalpa de Morelos, Cuauhtémoc, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras y Venustiano Carranza en los próximos 5 meses podrían quedarse sin abasto de agua potable.

También se verían afectados municipios del Estado de México como Naucalpan, Atizapán de Zaragoza, Tlalnepantla y también otros en la región, que se benefician del agua proveniente del Cutzamala.

Según pronósticos de Conagua y del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM), se prevé que para junio este sistema llegará a una situación crítica. Los expertos hablan de que podría alcanzar un escenario de “Día Cero”; esto significa reservas hídricas mínimas, cortes de agua en CDMX más prolongados y restricción del acceso al agua potable; usándose solamente para los servicios esenciales. Esta medida duraría  hasta el mes de septiembre, que es cuando se espera que las reservas de agua comiencen a recuperarse debido a la temporada de lluvias. Esta situación podría llegar a poner en jaque la CDMX si no se toman acciones eficientes y urgentes para mejorar la captación y distribución del agua.

Actualmente las alcaldías de Azcapotzalco, Benito Juárez y Venustiano Carranza registran un incremento en la demanda de pipas, debido a la escasez de agua que hay en la CDMX.

Causas de la Escasez de Agua en Entornos Urbanos

Las causas de la escasez del agua en zonas urbanizadas responde a varios factores. La urbanización acelerada y la demanda creciente de servicios, así como las infraestructuras de agua obsoletas y sus consecuentes pérdidas en la distribución son solo algunas de ellas.

Falta de lluvia. Las precipitaciones en CDMX cada vez son más escasas. Durante 2023 llovió un 72% menos que en 2022, según el Servicio Meteorológico Nacional. Pero las sequías se han registrado desde hace 3 años, lo que ha complejizado aún más la situación.

Desarrollo inmobiliario desmedido. Otro factor que ha influido en la escasez del agua ha sido el desarrollo inmobiliario descontrolado e irregular que ha tenido lugar en algunas alcaldías de CDMX, donde el crecimiento de desarrollos verticales ha aumentado exponencialmente. 

Calentamiento global. Finalmente otra causa no menos importante ha sido el cambio climático que ha ocasionando dramáticos cambios de temperatura, disminución de las precipitaciones entre otras situaciones.

Consecuencias de la Escasez de Agua en la Ciudad

La escasez de agua genera múltiples problemáticas en las ciudades y la salud pública es uno de los sectores más afectados. La falta de agua y de saneamiento impactan gravemente en la salud de la población ocasionando un riesgo epistemológico en las comunidades.

La agricultura y la industria son otros de los sectores que también se ven afectados por la falta de agua. El riesgo alimentario y el detenimiento de la actividad industrial genera graves problemas alimentarios, económicos, laborales y sociales. 

Medidas para Enfrentar el Desafío en Gestión del Agua en un Entorno Urbano

Los desafíos en la gestión del agua en áreas urbanas son muchos, y para que sean efectivos y se lleven a la práctica precisan de un rol activo de las autoridades en la planificación y ejecución de medidas.

Asimismo, la participación ciudadana en el aprovechamiento del agua y la colaboración entre ciudadanos, gobierno y sector privado es fundamental para que las afectaciones de las sequías sean mínimas. Por eso, la educación y concientización son indispensables en las iniciativas comunitarias para la gestión sostenible del agua.

También te interesa: Captación de agua de lluvia: la solución que la sociedad necesita

Tecnologías Innovadoras para la Gestión Urbana del Agua

Existen distintas tecnologías que se aplican en las ciudades para una mejor gestión del agua. En la búsqueda constante de soluciones sostenibles para los desafíos de crisis de agua, las tecnologías innovadoras han emergido como aliadas cruciales en la gestión eficiente del recurso en entornos urbanos. Estamos presenciando avances en la forma en que las ciudades abordan la distribución, tratamiento y conservación del recurso hídrico gracias a la implementación de tecnologías avanzadas.

Desde la captación de agua de lluvia, a cuidadosos procedimientos para desalinizar el agua o el tratamiento de aguas grises, las opciones son diversas y seguras. Sistemas de monitoreo en tiempo real, sensores inteligentes y plataformas de gestión de datos están transformando la forma en que las autoridades urbanas gestionan el agua, permitiendo una respuesta más ágil a las demandas cambiantes y a eventos climáticos extremos. La integración de la inteligencia artificial y el internet de las cosas (IoT) no solo optimiza el consumo de agua, sino que también contribuye a la detección temprana de fugas y a la anticipación de problemas en la infraestructura hídrica.

Estas tecnologías no solo prometen eficiencia operativa, sino que también fomentan la sostenibilidad y la resiliencia en un contexto urbano, donde la gestión inteligente del agua se convierte en un pilar fundamental para el bienestar de las comunidades y la preservación de este recurso vital.

Comentarios

Escribe un comentario