¿Cómo quitar el oxido de las tuberías de agua en aire acondicionado?

Es muy común prender el aire acondicionado en un día cálido para refrescar el ambiente, sin embargo, estos aparatos tienen la necesidad de tener mantenimiento cada cierto tiempo para tener un climatizador capaz de funcionar de forma óptima por mucho más tiempo. Uno de los puntos a los que se debe poner especial atención es a las tuberías de agua que hacen parte del sistema; pues si te descuidas serán atacadas por su enemigo número uno: el óxido. Sigue leyendo, que te diremos cómo quitar el óxido de las tuberías del agua, pero más importante aún, también aprenderás cómo evitarlo.

¿Por qué se oxidan las tuberías de agua?

Las tuberías de agua para aire acondicionado solían elaborarse en materiales como hierro, acero o acero galvanizado, entre otros. En estos materiales puede ocurrir un proceso de corrosión al estar en contacto prolongado con agua. Esto sucede porque se forman ciertos enlaces químicos que erosionan los metales, gracias además a la presencia de oxígeno y agua. Si por casualidad vives cerca del mar, entonces el proceso se acelerará exponencialmente por las características del ambiente.

Pero esta no es el único factor que interviene en este problema, pues el cambio abrupto y frecuente de temperaturas también facilita estos procesos corrosivos; es decir, si la tubería está expuesta al sol o si recibe agua caliente. Asimismo las vibraciones, la cercanía a fuentes de calor o electricidad pueden acelerar este problema. Si bien los tubos oxidados en el aire acondicionado no traen consecuencias importantes para la salud, si que puede ocasionar inconvenientes en la operación del aparato y con ello, gastos importantes en reparaciones.

La forma más sencilla de evitar este problema es dejar de lado las tuberías de materiales convencionales y abrazar materiales más eficientes, instalando Tuboplus para aire acondicionado. Elaborados con tecnología avanzada que combina polipropileno multicapa o PP-RCT y fibra de vidrio, esta línea exclusiva de Rotoplas está pensada especialmente para atender todas las necesidades de los sistemas de climatización y aire acondicionado. No sólo evita la corrosión y oxidación, sino que es más resistente y además inhibe la formación bacteriana.

Tuboplus cuenta con una capa externa color azul, resistente a los rayos UV, con antioxidantes adicionados para evitar la degradación por la exposición solar. La capa intermedia con microfibras antidilatación hace que esta tubería soporte mayor presión y fatiga, sin que esto signifique que sea más gruesa o pesada, todo lo contrario pues sus paredes son más delgadas y esto permite instalar tuberías con diámetros menores. Finalmente, la capa interna de color blanco tiene un aditivo que previene las incrustaciones y además es antimicrobiana, por lo que es 100% eficaz en contra de la Legionella; así que no tendrás el peligro de las bacterias y otros patógenos que pueden desarrollarse en el interior de los aparatos de aire acondicionado.

Cómo quitar el óxido de las tuberías de agua

Si las tuberías del sistema de aire acondicionado son antiguas y aún no puedes reemplazarlas por un sistema más moderno y que sea anti-corrosión, entonces necesitarás echar mano a todos los trucos y consejos para limpiar el óxido de las tuberías. No pierdas tiempo, pues apenas dejes avanzar la corrosión, será más difícil eliminarla y seguirá extendiéndose. Debes saber que limpiar la parte externa de las tuberías puede ser sencillo y no te costará casi nada hacerlo, pero a nivel interno se puede complicar un poco. De hecho, algunos técnicos se niegan a hacer un barrido o limpieza al sistema interno, pero no es imposible. Hay 3 formas de hacer una limpieza: usando ácidos, usando mezclas cáusticas y de forma mecánica. Obtendrás mejores resultados usando 2 de estos métodos. 

De ser posible (esto depende de la instalación) puedes desenroscar la tubería principal y trabajar a partir de allí. Puedes agregar un líquido que remueva el óxido. En el mercado encontrarás varios pensados para este fin, pero también puedes emplear soluciones caseras como vinagre y jugo de limón, en partes iguales. Deja actuar por un par de horas. Con un cepillo de metal, frota el interior de los tubos y enjuaga con agua. Otras posible mezcla casera es bicarbonato de sodio y agua, que formará un compuesto cáustico. Aplica la pasta formada en la zona problema, frota con el cepillo y enjuaga con agua jabonosa. Luego aclara con más agua. Atornilla la tubería en su lugar luego de limpiarla.

Recuerda limpiar el óxido de la parte externa del tubo también, pues la corrosión también puede empezar desde afuera. Los cepillos o esponjas de cocina en alambre, metálicas o tipo brillo, son muy eficientes para eliminar la corrosión de las tuberías de agua de aire acondicionado de forma mecánica y será aún más efectivo si usas alguna solución ácida o cáustica para potenciar el efecto. Frota con paciencia y delicadeza, para eliminar sólo la parte afectada. Limpia con agua jabonosa, enjuaga y deja secar. Hay quienes aplican una capa de pintura, pero esto sólo es una solución estética, pues el daño y la descomposición de la tubería continuarán desde dentro.

Estas son soluciones temporales, pues una vez ha comenzado el problema de la corrosión, lo más probable es que siga extendiéndose a futuro. Lo más recomendable es pensar en sustituir esa vieja tubería oxidada por Tuboplus y eliminar de una vez por todas la preocupación por el óxido y descomposición de todo el sistema de refrigeración.

Comentarios