¿Cómo lavarse las manos correctamente para prevenir el coronavirus?

Cómo lavarse las manos correctamente para prevenir el coronavirus-02

Lavarse las manos es la recomendación más importante para la prevención efectiva en contra de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. El lavado correcto de las manos es una de las prácticas que frena de forma eficiente el contagio del COVID-19, además es una forma simple y sencilla de cuidar de ti mismo, de tu familia y tu comunidad. Pero no basta echarse una enjuagadita de manos, como solíamos hacer en el pasado. Lavarse bien las manos requiere seguir cierto protocolo para que sea realmente efectivo. No te preocupes, a continuación te enseñaremos cómo.

¿Por qué lavarse las manos funciona para prevenir el coronavirus?

Si tomas un vaso de agua y le pones aceite, verás que se separan en dos capas bien diferenciadas aunque las agites, pues las grasas repelen el agua. El jabón es un tipo de compuesto que se conoce como surfactante y por su estructura molecular, es capaz de adherirse a las moléculas de las grasas y las dispersa en el agua; por esta razón es lo que utilizamos para lavar los trastes y otras cosas.

Lavado de Manos

Según la Organización Mundial de la Salud, este mismo proceso es lo que ocurre con el coronavirus, pues la membrana que recubre su estructura es lipídica. En pocas palabras, cada vez que te lavas las manos con jabón rompes la membrana protectora del virus, lo destruye y permite que sus restos sean arrastrados por el agua. Cualquier tipo de jabón tiene esta propiedad, no hace falta que sea especializado o antibacterial, pero para que funcione tienes que lavarte las manos de forma adecuada.

Aunque te parezca imposible que algo tan simple funcione, según un ensayo clínico publicado por la Biblioteca Cochrane, el lavado frecuente de manos es capaz de reducir hasta en un 54% el riesgo de contraer cualquier enfermedad respiratoria, no sólo el nuevo coronavirus, sino cualquier tipo de gripe o similar.

¿Cómo lavarse las manos correctamente?

Se necesita agua limpia, jabón de cualquier tipo y una toalla seca, usa de papel si no estás en casa. No hace falta usar agua purificada para el correcto lavado de manos.

  1. Comienza humedeciendo las manos, cierra el grifo y frótalas con jabón.
  2. Utiliza suficiente producto, para que llegue a toda la superficie: entre los dedos y debajo de las uñas. Esto es muy importante, pues debajo de las uñas se acumulan las bacterias y si la tienes más o menos largas, es recomendable ayudarte con un cepillito para uñas.
  3. Debes frotar muy bien las manos, durante al menos 20 segundos. Esto siempre se hace con la llave del agua cerrada para no desperdiciarla. Hay quienes cantan el cumpleaños feliz dos veces o el coro de su canción preferida. Frota cada dedo por separado, incluyendo los pulgares. No olvides el dorso de las manos, la yema de los dedos y las muñecas. Casi siempre nos dedicamos a las mano y olvidamos que las muñecas también están expuestas.

Es importante aplicar algo de fuerza cuando te frotas las manos con jabón, pues esto ayuda a potenciar la acción del jabón, pues estarás eliminando de manera física el virus. Esto lo recomienda Barbara Smith, epidemióloga especialista en prevención de infecciones en el Mount Sinai Health System de Nueva York.

Al terminar debes enjuagar muy bien tus manos con agua limpia, frotando para eliminar los restos de jabón. Luego necesitas secarte muy bien las manos, pues los ambientes húmedos son ideales para que los gérmenes y virus se reproduzcan. También es importante secarte con una toalla limpia, y lavar tus toallas por lo menos, una vez cada tres semanas.

¿Cuándo lavarse las manos?

– Al llegar a casa después de salir a la calle

– Al recibir un servicio de domicilio

– Después de toser, estornudar o limpiarte la nariz

– Antes y después de comer

– Si has tocado alguna superficie que otras personas tocan

– Después de ir al baño

– Antes y después de manipular alimentos

– Cada vez que sientas que debes hacerlo. Entre más frecuente, mejor.

Además del lavado de manos, es recomendable complementar con otras medidas de higiene. Desinfecta con frecuencia las superficies de tu hogar y presta atención a los electrónicos. Es suficiente limpiar tu teléfono y tablet con alcohol isopropilo al 70%, pues de nada sirve tener las manos impecables si la pantalla de tu teléfono sigue sucia y es que el virus tiene un tiempo de vida prolongado sobre las superficies, así que conviene desinfectar a menudo.

Transporte

Cuando estés en público, evita tocar las superficies y si debes hacerlo (como en el caso de las llaves del lavamanos), utiliza una toalla de papel. Si no tienes agua y jabón disponible, puedes usar un gel antibacterial con un contenido mínimo del 60% de alcohol. Estas soluciones antibacteriales son buenas para sacarte del apuro, pero nunca van a reemplazar el lavado de manos y si se usan en exceso pueden causar una dermatitis.

La lucha contra el coronavirus se hace en esas dos direcciones: individual y social. Lavarte las manos es una forma de prevención y de protección. No sólo estás evitando contagiarte, sino que estás protegiendo a todos los que te rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.