La importancia de dar mantenimiento a un tanque para almacenar agua estando vacío

Cuando el calor aprieta comienzan las temporadas de sequía. Es muy importante contar con tanques de almacenamiento de agua para estar preparados ante cualquier eventualidad de falta del vital recurso. Lo cierto es que muchas veces, aun siendo previsor, la temporada se extiende por falta de lluvias lo que provoca que un tanque para almacenar agua estando  vacío deba recibir mantenimiento regularmente. Esto puede no tener mayor importancia, pero es fundamental que cuando esto suceda se le dé mantenimiento al mismo.

Razones para darle mantenimiento a un tanque

El agua, al trasladarse por la red principal que alimenta cisternas y tinacos, trae consigo partículas sólidas que suelen irse depositando en la misma tubería o terminan en los depósitos de agua. Las mismas se decantan y se depositan en el fondo de los tanques, creando un sedimento. Al quedarse vacíos, estos sedimentos no quedan sueltos, sino que se adhieren a la superficie interna de los tanques.

Cuando el agua vuelve a caer algunos de los mismos se despegan flotando en el agua, pero al haberse adherido son ahora partículas de un tamaño considerable. La pichancha puede taparse o algunos residuos que logren pasar pueden estropear la bomba. Incluso, estas partículas no solo pueden cambiar las características del agua, sino que pueden obstruir las tuberías o incluso dañar los muebles sanitarios o electrodomésticos que estén conectados a nuestra red domiciliaria.

Es por eso que es indispensable aprovechar cuando la cisterna o tinacos estén vacíos para darles mantenimiento. El remover estos sedimentos antes de que se solidifiquen facilitará la limpieza. Es de suma importancia no descuidar los contenedores de agua pues eso, además de que alarga su vida útil, garantiza que tendremos un agua limpia y que no se dañarán nuestras tuberías y muebles sanitarios, lo que a la larga puede resultar más costoso.

Este artículo también te puede interesar: 3 desventajas de la cisterna de concreto

Tanques de almacenamiento Rotoplas

Los tanques de almacenamiento de agua Rotoplas están fabricados en polietileno de alta densidad en una sola pieza lo que previene fisuras y filtraciones al agua. Son de fácil instalación Y no requieren de herramientas especializadas para ello o para su mantenimiento. Gracias a su tapa de 45 centímetros de diámetro son de fácil acceso por lo que el mantenimiento se hace fácilmente desde el interior. 

Debido al material con el que están elaborados, los tanques de almacenamiento de agua  Rotoplas no transmiten olores o sabores al agua o los productos que se busque almacenar en su interior. Otra ventaja con la que cuentan es que no se oxidan ni se corroen, algo que también suele suceder con los tanques de lámina galvanizada cuando se quedan vacíos. Vienen en color blanco y negro y dependiendo de las necesidades de cada cliente cuentan con una gran variedad de almacenamiento en litros.

El tanque de almacenamiento Rotoplas más pequeño es de 2500 litros. Tiene una altura de 1.76 centímetros por un diámetro de 1.55 metros. Le sigue el de 5000 litros en dos versiones: una de altura similar con un diámetro de 2.50 metros y otro más esbelto de 2.34 metros de alto y un diámetro de 1.83 metros.

Su modelo de 10,000 litros se tiene en dos presentaciones. La de 3.10 metros de alto con un diámetro de 2.20 metros se encuentra en toda la República, salvo en Planta Monterrey, Nuevo León. En esa ubicación, hay un modelo exclusivo de 2.70 metros de alto por 2.40 metros de diámetro. 

Le sigue el tanque de almacenamiento Rotoplas de 15,000 litros, con 2.40 metros de diámetro y una altura de 3.90 metros, siendo su opción más alta junto con la del tanque más grande, de 25,000 litros que cuenta con un diámetro de 3.00 metros. Una alternativa intermedia sería su tanque de 22,000 litros con 3.52 metros de altura y los mismos 3.00 metros de diámetro.

Los tanques de almacenamiento de agu Rotoplas vienen en dos colores: blanco y negro. Debido a la absorción de calor, se recomienda no instalar el tanque blanco al exterior. Todos los tanques deberán colocarse sobre una superficie plana para asegurar su estabilidad estructural. Así mismo se recomienda que siempre se mantenga cerrado con su tapa original para evitar que algún elemento externo pueda contaminar el interior del tanque.

De igual manera es recomendable utilizar accesorios originales. Además de estar cubiertos por una garantía son fáciles de conectar y son el complemento perfecto para los tanques de almacenamiento de agua Rotoplas.

Los tanques de almacenamiento de agua Rotoplas están reforzados y cuentan con la ventaja de poder ser utilizados, además, como contenedores de alimento o incluso productos químicos o combustibles. Es conveniente revisar la ficha de especificaciones para adquirir tanques con doble refuerzo en caso de almacenar productos corrosivos. 

Además son livianos, fáciles de instalar y prácticos al momento de transportar. De larga vida útil, su resistencia es superior. Seguros y versátiles son aliados perfectos en todo tipo de construcciones.

En síntesis, para la época de sequías y escasas lluvias se debe dar mantenimiento y limpiar a conciencia nuestros sistemas de almacenamiento de agua -tanto cisternas como tinacos. Esto garantizará la calidad de nuestra agua, así como protegerá nuestra red doméstica, muebles sanitarios, electrodomésticos y bombas de averiarse por residuos sólidos que puedan generarse en el fondo de su interior. Los tanques de almacenamiento de agua Rotoplas requieren de poco mantenimiento y es fácil de hacerlo.

Comentarios

Escribe un comentario