¿Cómo evitar los plásticos de un solo uso en casa?

Los plásticos de un solo uso están por todas partes. Hemos aprendido a obviarlos por completo, así de integrados están en nuestras vidas, pero son parte del gran problema de contaminación que causa el cambio climático y que puede representar el fin para todas las especies. En tus manos está la clave para disminuir y erradicar su consumo, con estos simples consejos para evitar los plásticos de un solo uso.

El problema del plástico de un solo uso

Vas a una cafetería a comprar algo para desayunar. Te pides una bebida y un postre para llevar. En tu mano llevas una bolsa plástica, un vaso con tapa, probablemente un popote, un envase para el postre y tenedor o cuchara, todo de plástico.

En un simple acto cotidiano has generado un montón de basura que perdurará durante miles de años antes de descomponerse y probablemente vaya a parar al mar, agravando la contaminación.

botella de agua

En los años 40 si ibas a un mercado, encontrabas contenedores de latón, porcelana y madera, todas las personas llevaban canastas o bolsos de tela para almacenar sus compras que se entregaban en papel periódico o de estraza.

Pero ya para la década de los 50 la revolución de los polímeros había comenzado. En países como Estados Unidos se iniciaba una era en la que se promocionaba el uso de todo tipo de objetos plásticos desechables, como la alternativa perfecta para ahorrar tiempo y espacio. Lo desechable se convirtió en sinónimo de higiene y practicidad.

Un par de décadas más tarde ya los plásticos de un solo uso estaban engranados en la cotidianidad. Cuando el problema de la basura y el plástico nos explotó en la cara, los plásticos de un solo uso se hicieron casi imprescindibles en la mente del ciudadano promedio.

¿Qué son los plásticos de un solo uso?

Son todos aquellos objetos elaborados o recubiertos en plástico que están destinados a ser desechado una vez han cumplido una única función. Ejemplo de estos son:

Botellas de bebidas las botellas de plástico PET de agua o bebidas gaseosas son de los plásticos de un solo uso que son más dañinos, pues no sólo se emplea una gran cantidad de energía y recursos en su elaboración, sino que suelen terminar en vertederos y en la naturaleza. Se estima que cada minuto se compran un millón de estas botellas.

Vasos de café: te parecerá que esos vasos de café desechables de cartón son reciclables, pero para hacerlos impermeables se recubren con plástico, haciéndolos imposibles de reciclar.

Utensilios de plástico: platos, tenedores y cucharas además de contenedores para alimentos son de esas cosas que se producen y desechan a granel alrededor del mundo. El número de estos se ha incrementado con las medidas de seguridad de la pandemia.

Bolsas de plástico: en el mundo se consumen unos 500 mil millones de bolsas plásticas cada año. Todas, terminan en vertederos y luego engrosan las 8 millones de toneladas de plástico que terminan en el océano.

bolsa de plástico

Estos no son los únicos objetos de plástico de un solo uso, pero si los más utilizados. A esto hay que sumarles las mascarillas, escudos faciales y guantes desechables que se están empleando de forma masiva por la pandemia de COVID-19, además de rasuradoras desechables, envoltorios, film transparente para alimentos, entre otros.

Consejos para evitar los plástico de un solo uso

Parece casi imposible erradicar estos objetos, pero es posible hacer una diferencia. Lo logramos con los popotes, pues una campaña mundial logró crear conciencia en la población y cada vez son menos usados en lugares públicos. Hasta grandes cadenas han comenzado a buscar alternativas más sustentables, y todo ha comenzado en un solo lugar: en el cambio de actitud del usuario. Estas son cosas que puedes hacer para iniciar una revolución en tu entorno:

Lleva botellas reusables

Lleva contigo termos para agua reusables desde casa. No sólo gastarás menos dinero comprando agua embotellada en la calle, sino que mantendrás tus bebidas en la temperatura adecuada. Puntos extra si instalas un filtro de agua en casa, pues así tendrás agua pura a tu disposición sin gastar más.

botella de agua

Utiliza bolsas de tela para la compra

Las bolsas de plástico son uno de los objetos desechables más utilizados y problemáticos. Evítalas llevando tus propias bolsas de tela al mercado y reutilizándolas muchas veces. Consigues cientos de modelos y materiales, así que no hay excusas para seguir aceptando las de plástico.

Lleva tus propios contenedores de alimentos

Es mucho más sano llevar comida desde casa en un contenedor reutilizable. Pregunta en tu café preferido si puedes llevar tu propia taza (incluso en cadenas grandes lo permiten). En lugares donde llevan a domicilio, pregunta si tienen una opción distinta a los contenedores de plástico o poliestireno, como envases de cartón o papel de aluminio que se pueden reciclar.

Evita el uso de guantes plásticos desechables

Con la crisis causada por el COVID19 muchas personas han implementado medidas de bioseguridad, como usar guantes quirúrgicos o plásticos. La verdad es que, a menos que seas personal de salud, el uso de guantes de forma cotidiana no es una medida de protección efectiva contra el virus. Es mucho mejor para tu salud y el medio ambiente lavarse las manos con jabón o usar alcohol en gel.

Lleva tus cubiertos contigo
Si sueles comer fuera o pides para llevar, pide que no te pongan cubiertos de plástico. Lleva contigo siempre tus utensilios de metal que puedes lavar y reutilizar. Puedes hacer lo mismo con los popotes, llevando uno de metal de uso personal.

Comentarios