¿Cómo ayudar al medio ambiente con productos Rotoplas?

Uno de los grandes desafíos de los seres humanos ha sido el crear conciencia y entender cómo podemos dejar de perjudicar al medio ambiente. Esta no es una preocupación trivial, pues las Naciones Unidas han expresado que para el año 2050 seremos casi diez billones de habitantes en nuestro planeta. Para poder sostenernos necesitaríamos casi el triple de los recursos naturales que ocupamos en la actualidad. Desde esta perspectiva, todos nuestros esfuerzos son importantes y harán una gran diferencia en la forma en que nosotros y las futuras generaciones consumimos y gestionamos nuestros recursos.

Cuidar el agua es uno de los objetivos claves, pues es este recurso el que permite la vida en nuestro planeta. Rotoplas con la implementación de nuevos materiales y tecnología ha logrado crear herramientas que podemos insertar en nuestra vida cotidiana para cuidar el agua y aprovecharla de mejor manera. Usar estos productos permitirá crear hábitos y relaciones más sanas con el agua, orientando nuestros hábitos a su conservación, sin que esto requiera mayor esfuerzo.

¿Qué podemos hacer para ayudar al medioambiente?

– Despídete de las botellas desechables

La crisis del tratamiento y manejo del plástico es un drama al que nos tendremos que enfrentar tarde o temprano, pero mientras lo hacemos es imprescindible disminuir el uso de envases desechables. Las botellas de un solo uso, como las de agua mineral o bebidas gaseosas, representan una buena parte de la montaña de desechos que se producen a diario y demoran hasta 500 años en degradarse, además las micropartículas en las que se descomponen ingresan al cuerpo humano y pueden afectar nuestra salud.

Erradicar las botellas plásticas de tu vida es mucho más sencillo de lo que crees. Sólo necesitas un purificador de agua Rotoplas y un vaso o una botella reusable de metal o vidrio. No sólo estarás salvando la vida de montones de animales marinos y protegerás tu salud, sino que estarás cuidando tu economía. El valor de la inversión de un purificador de agua se amortigua con bastante rapidez, frente al costo del agua embotellada. Su cartucho interior de carbón activado y plata coloidal se encargará de entregarte agua pura, cristalina y fresca, lista para beber.

– Mejora el tratamiento de aguas residuales

Para quienes viven lejos de las grandes ciudades o que no han logrado conectarse al sistema de acueductos, pareciera que las únicas opciones para el manejo de las aguas residuales son pozos negros, fosas sépticas o sencillamente descargarlas directamente en la tierra o cuerpos de agua cercanos. El problema de esta última, no es sólo que esto atrae malos olores, plagas de insectos y roedores, sino que comienza un ciclo de destrucción medioambiental del cual es casi imposible escapar.

Las aguas sin tratar o que no reciben un proceso de degradación adecuado, van a parar a los cuerpos de agua subterráneos o superficiales, afectando su equilibrio. Afecta la diversidad biológica, inutilizando estas fuentes de agua dulce, además de convertirlas en vectores de graves enfermedades que terminan afectando a la población. Esto no sólo es un problema local, porque no sólo se enferman los vecinos de la zona sino que si esa agua se usa para el riego de vegetales, por ejemplo, serán consumidos en otras ciudades y estas enfermedades se propagarán.

La instalación de un biodigestor Rotoplas es la solución perfecta a esta problemática. Es un sistema de saneamiento ambiental independiente, que no depende de la electricidad ni ningún tipo de combustible. El biodigestor recibe las aguas residuales, realiza un tratamiento primario a través de un proceso anaerobio y las devuelve a la naturaleza para que cumpla su ciclo. Es amigable con el medio ambiente, 100% sustentable y no requiere mantenimiento especializado. Además es más económico y fácil de instalar que otros sistemas, así que es la mejor opción para tu presupuesto y para cuidar del medio ambiente.

Almacena mejor y por más tiempo

Vivir en una zona en la que no se cuenta con un suministro continuo de agua potable constante, ya sea por un deficiente sistema de distribución o porque estás en una zona rural o retirada sin conexión, es todo un desafío. El agua es imprescindible para todas las actividades humanas, así que para poder tener cierta tranquilidad se ha hecho común la instalación de tanques u otros sistemas de almacenamiento de agua.

Cuidar de la calidad y tipo de solución que se utiliza para almacenar agua potable, ya sea para el uso humano o en la industria agropecuaria, es más importante de lo que se cree. No basta con tener un recipiente de cierta capacidad y llenarlo de agua, porque si este recipiente no es capaz de mantener el agua sin alterar sus propiedades físico-químicas, se contamina o se convierte en un criadero de insectos y algas, no podrás usarla.

Contar con un tanque de almacenamiento Rotoplas transformará tu experiencia de acopio, uso y almacenamiento del vital líquido. Elaborado en materiales de última generación, están hechos para durar. No se agrietan, no se rompen y se mantendrán perfectos por más tiempo. Los tanques Rotoplas son de grado alimenticio así que mantendrán el agua en perfectas condiciones. Su exclusiva capa interna inhibe el crecimiento bacteriano, mientras que su exterior le protegerá de los rayos UV, por lo que no se reproducirán las algas y otros microorganismos. La tapa Click es el toque final, pues evitará que entre polvo, insectos y otros contaminantes del exterior.

Ya sabes cómo ayudar al medio ambiente con estos productos y así, mejorar también tu calidad de vida.

Comentarios